El hospital de EE UU no aisló al paciente que llegaba de Liberia

El primer enfermo diagnosticado en el país había acudido dos días antes de su ingreso Los médicos, sin embargo, lo enviaron a casa, a pesar de presentar los síntomas del virus La OMS ha elevado a 3.338 el número de fallecidos de un total de 7.178 contagios

Las autoridades sanitarias de Texas aseguran que hasta 100 personas podrían haber entrado en contacto con el primer paciente cuyo contagio por el virus ébola ha sido detectado en Estados Unidos. Thomas Eric Duncan, ciudadano de Liberia, acudió al Hospital Presbiteriano de Dallas por primera vez el pasado jueves por la noche. A pesar de que presentaba los primeros síntomas de la enfermedad, como fiebre, los médicos le recetaron antibióticos y le dieron el alta. Pasaron otros dos días más hasta que fuese ingresado en aislamiento, por lo que durante 48 horas pudo contagiar a ese centenar de personas.

Más información
El paciente de ébola en EE UU pudo contagiar a decenas de personas
EE UU anuncia el primer caso de ébola diagnosticado en su territorio
El ébola suma al menos 3.000 víctimas
Obama anuncia que enviará 3.000 militares para luchar contra el ébola

Por el momento, los responsables sanitarios del condado de Dallas han ordenado a cuatro familiares directos que no abandonen su vivienda, bajo amenaza de arresto, hasta que se pueda descartar su contagio. Los familiares de Duncan no podrán salir de casa ni recibir visitas sin permiso del Departamento de Salud estatal hasta el día 19, cuando se estima que pase su período de incubación del virus. Según David Lakey, comisario de Salud del Estado de Texas, ninguna de estas personas ha manifestado síntomas. El Departamento vigila el cumplimiento de esta orden, proporcionará alimentos a la familia durante este período y limpiará la vivienda para evitar su propio contagio.

“Tenemos protocolos probados para proteger a los ciudadanos e impedir el avance de esta enfermedad”, aseguró Lakey en un comunicado. “Esta orden nos permitirá supervisar la situación de la manera más meticulosa”. Sin embargo, publicaciones como la revista Science han dado voz a una de las preguntas que estos días tratan de responder los estadounidenses: ¿por qué la llegada de una persona con síntomas como fiebre y dolor abdominal a una sala de urgencias no desató los protocolos nada más afirmar que viajó desde Liberia? El Gobierno de Liberia anunció este jueves que denunciará a Duncan por mentir en el cuestionario que debió rellenar antes de abandonar el país.

Repatriado un equipo de la NBC al contagiarse un periodista

AGENCIAS, Washington

La cadena NBC ha anunciado este viernes que repatriará en vuelos privados a su equipo informativo en Monrovia (Liberia) después de que uno de los operadores de cámara haya contraído el ébola.

"Estamos tomando todas las medidas para proteger a nuestros empleados y a la gente en general. El resto de los empleados del equipo de Monrovia está en observación médica y por el momento no presenta síntomas. De todos modos, por precaución, los traeremos en un vuelo privado y después estarán en cuarentena 21 días", ha explicado en un comunicado la presidenta de NBC News, Deborah Turness.

El cámara contagiado trabajaba en varios proyectos en Liberia desde hace tres años e informaba del brote de ébola como colaborador para varios medios escritos hasta que el martes lo contrató la NBC como cámara de apoyo de su equipo en Monrovia.

El periodista, de 33 años, notó los primeros síntomas el miércoles y este jueves fue diagnosticado de ébola en un centro de Médicos sin Fronteras (MSF). "Lo repatriaremos en un vuelo privado para que reciba tratamiento en un centro médico equipado para atender a pacientes con ébola", precisó Turness.

Las autoridades estadounidenses, por su parte, mantienen un mensaje de tranquilidad y confianza en el control de la enfermedad, pero también han reconocido que si bien en un principio se estimó que ese riesgo solo afectaba a entre 12 y 18 personas -entre ellas cinco menores de edad-, y la cifra asciende ahora a un centenar. “Empezamos con una red tan amplia por una abundancia de precaución”, justificó el jueves por la mañana la portavoz del Departamento de Salud de Texas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Mientras Duncan se recupera en el hospital -su estado todavía es “grave”- las autoridades intentan aclarar por qué recibió el alta inmediatamente a pesar de que el paciente dijo haber viajado recientemente desde Liberia, el principal foco de la epidemia y donde podrían perder la vida cerca de un millón y medio de personas antes del mes de enero. Hasta la fecha han muerto en Liberia 1.998 personas. En total, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elevado a 3.338 el número de fallecidos de 7.178 contagios por la epidemia de ébola en la región.

Mark Lester, el vicepresidente del consorcio sanitario al que pertenece el Hospital Presbiteriano de Dallas, lamentó ante los medios que esa información "no fuera comunicada íntegramente a todo el equipo y, como resultado, esa información no fue tenida en cuenta en la toma de decisiones clínicas". De haber cumplido con el protocolo indicado por el Centro de Prevención y Control de Enfermedades, el hospital habría evitado el riesgo de contagio a más personas. El Hospital también ha admitido que, a pesar de que en un primer momento se informó de que recibió al paciente el viernes 26, ocurrió en realidad el jueves 25 por la noche, por lo que la ventana de contagio podría ser más amplia.

Duncan pudo regresar así a casa de sus familiares, a los que visitaba en Dallas, y donde mantuvo contacto con cinco menores de edad. Éstos, a su vez, habrían acudido posteriormente a la escuela. Las autoridades mantienen sin embargo el mismo mensaje de calma, recordando que solo se puede contraer el virus al entrar en contacto con una persona que ya manifieste lo síntomas. El sobrino de este paciente declaró este jueves a la cadena NBC que él mismo llamó al CDC para informar de que Duncan “no estaba recibiendo el tratamiento adecuado” y que la familia temía que “otras personas pudieran ser contagiadas si no cuidaban de él”.

El director del CDC, Thomas Frieden, anunció este miércoles el envío de 10 profesionales a Dallas para impedir el avance del virus y ayudar en las labores de investigación de este caso. El organismo mantiene su campaña de información ciudadana a través de las redes sociales, con numerosos gráficos que explican cómo se transmite la enfermedad y advierten a los ciudadanos de que los médicos van totalmente cubiertos porque el virus se contagia por contacto con los fluidos corporales, no por el aire.

Viajan 700 soldados de EE UU a Liberia

El Pentágono autorizó este miércoles el despliegue de 700 soldados en Liberia para ayudar en las labores de contención del virus. Son tropas de la 101 División Aerotransportada de las Fuerzas Armadas de Tierra, ha indicado el contraalmirante John Kirby, portavoz del Pentágono.

Se trata del primer contingente militar enviado desde Estados Unidos y cuyo despliegue estará completo para finales de octubre. Los soldados estarán radicados en Monrovia y serán comandados por el general Gary J. Volesky, ha agregado el portavoz.

Este grupo será el primero de los anunciados por Washington para ayudar a combatir la expansión del ébola, y a él se sumará otro contingente de 700 ingenieros para supervisar la construcción de centros de tratamiento y ofrecer asesoría en un área de grandes necesidades en infraestructura, de acuerdo con el Pentágono.

Expertos internacionales y políticos se reúnen este jueves en Londres para estudiar la respuesta global a la crisis del ébola, que ha provocado la muerte de más de 3.000 personas en Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry.

Científicos tailandeses hallan un anticuerpo contra el ébola

AGENCIAS

Científicos tailandeses anunciaron este jueves el descubrimiento de un nuevo tipo de anticuerpo contra el virus del ébola "más efectivo" que los existentes, aunque aún está pendiente de experimentación en animales y humanos. "Estamos muy orgullosos de haber creado una nueva terapia de anticuerpo contra la fiebre del ébola", ha expresado Udom Kahinton, miembro del equipo de investigadores de la Facultad de Medicina del Hospital Siriraj en Bangkok.

"Es una nueva estructura del anticuerpo, un nuevo mecanismo, para matar la fiebre del ébola de forma más efectiva", ha precisado Udom, quien ha agregado que espera buenos resultados cuando se realicen experimentos con animales en el laboratorio y con humanos.

Según su investigación, este nuevo anticuerpo es lo suficientemente pequeño para entrar en la célula y destruir las proteínas del ébola, es inocuo para las personas porque se ha desarrollado a partir de genes humanos y podrán producirse en grandes cantidades.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS