Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cañete se disculpa en Bruselas por su comentario machista del 25-M

El aspirante a comisario se enfrenta a 45 preguntas en una dura prueba

El candidato español a comisario de Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, ha comenzado su intervención ante los eurodiputados pidiendo disculpas por su comentario en la campaña electoral en el que dejó caer que un debate entre un hombre y una mujer es "muy complicado" . "Pedí disculpas en su momento y lo vuelvo a hacer ahora", ha asegurado Arias Cañete.

El exministo de Agricultura ha respondido a 45 preguntas durante unas tres horas. Los aspirantes a formar parte del Ejecutivo europeo se someten esta semana a una audiencia ante el Parlamento Europeo de cuyo resultado depende que puedan asumir las carteras que les han sido asignadas hace apenas 15 días. Si a los eurodiputados no les convence alguna de las comparecencias que, desde el lunes hasta el próximo martes, se sucederán en Bruselas, el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, deberá designar a otros candidatos.  El exministro español de Agricultura aspira a ocupar la cartera de Clima y Energía, y dos comisiones parlamentarias (Industria y Energía y Medio Ambiente) serán las encargadas de examinarle.

Desde que el Partido Popular le designó candidato a las elecciones europeas y, posteriormente, el Gobierno de Rajoy decidió que él sería su hombre fuerte en la Comisión Europea, Arias Cañete se ha visto envuelto en la polémica. Además de su comentario tras el debate, hace 15 días se vio forzado a vender su participación del 2,5% en dos empresas de distribución de combustible en el mar —Dúcar y Petrologis Canarias— para evitar conflictos de intereses con la cartera asignada y ayer mismo hizo un cambio en su declaración de intereses económicos como eurodiputado para incluir un complemento salarial del PP por su cargo como presidente del comité electoral del partido. En su primera declaración había omitido este apunte "posiblemente por olvido", según una portavoz del PP.

Dos grupos políticos en la Eurocámara —Izquierda Unitaria y Verdes— y varias organizaciones ecologistas ya han mostrado su oposición frontal a la nominación de Arias Cañete y en los últimos días han emprendido una campaña para evitar que se convierta en comisario de Clima y Energía que ya ha logrado decenas de miles de adhesiones en forma de firmas. Este miércoles será el día clave en la estrategia de estos grupos para frenar su nominación. Bajo el lema #stopcanete, han convocado una concentración las 14.30 frente al edificio del Parlamento Europeo de Bruselas para mostrar su desacuerdo con la decisión de Juncker y tratar de forzar el suspenso parlamentario de Arias Cañete.

Para ello necesitarán del apoyo de socialdemócratas y liberales, segundo y tercer grupo en la Eurocámara respectivamente. El voto de los primeros aún está en el aire. Kathleen Van Brempt, vicepresidenta de los socialistas y miembro de la comisión de Industria y Energía, aún no se atreve a desvelar la posición de su grupo ante la nominación del español, pero augura un "duro" examen. "Su nombramiento es una provocación: por su actuación como ministro y por sus intereses en el sector petrolero", subraya. La eurodiputada belga, muy respetada en su partido y en el conjunto del Parlamento Europeo, desvela que la prueba a Cañete será "muy política" y remarca que sus conflictos de interés "aún no están resueltos". "Su familia sigue teniendo una participación importante en ambas empresas", cierra. Iratxe García, jefa de la delegación del PSOE en la Eurocámara y una de las eurodiputadas que preguntarán al candidato español, repite el adjetivo de "provocación" y profundiza en el currículo de Arias Cañete. "Hasta hace unos meses ha sido ministro de Medio Ambiente de un Gobierno negacionista del cambio climático", apunta, al tiempo que remarca que "en Bruselas preocupa mucho su perfil".

Durante su comparecencia, Arias Cañete contestará 45 preguntas que no conoce de antemano y que se repartirán entre las familias políticas europeas de forma proporcional al número de escaños con el que cuenta cada grupo, explica Jaume Duch, portavoz del Parlamento Europeo. Es decir, el Partido Popular Europeo será el que más cuestiones plantee, seguido por socialdemócratas, liberales, ECR, Izquierda Unitaria y Verdes.

Una vez concluida la sesión, los coordinadores de los grupos políticos en ambas comisiones disponen de 24 horas para acordar un informe sobre la idoneidad del candidato español, que trasladarán a la conferencia de presidentes. Este organismo será el encargado de decidir si Arias Cañete y los 26 candidatos a comisario restantes son aptos y puede procederse a la votación en el pleno del 22 de octubre o, en su caso, comunicar los problemas que haya encontrado.

Por este motivo, pese a posibles pactos políticos, es crucial que los futuros comisarios sepan comunicar y convenzan a los eurodiputados de que son idóneos para ocupar la cartera que les ha sido asignada. Una media docena de candidatos se enfrentarán a audiencias que se adivinan tensas, pues ya han sido cuestionados por los eurodiputados. Entre ellos, Cañete, que ha sido criticado por su posible conflicto de intereses en la industria petrolera y por sus declaraciones durante la campaña electoral previa a las elecciones a la Eurocámara, cuando aseguró que había sido benévolo en un debate con la socialista Elena Valenciano para no parecer machista.

La Eurocámara ya ha suspendido en anteriores ocasiones a varios candidatos a la Comisión. El predecesor de Juncker al frente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, no consiguió en ninguna de las dos legislaturas que la investidura se celebrase en la fecha que prevista. En 2004, el italiano Rocco Buttiglione y la letona Ingrida Udre se quedaron fuera del Ejecutivo comunitario, y el húngaro Laszlo Kovacs, propuesto para ocupar la cartera de Energía, pasó a encargarse de asuntos fiscales. En 2009, la búlgara Rumiana Jeleva también suspendió su examen ante el Parlamento Europeo.

Manifestación contra Cañete horas antes de su comparecencia

N. DE MIQUEL

Bajo la consigna #stopcanete, decenas de personas han mostrado este miércoles su rechazo ante la candidatura de Arias Cañete. Entre los participantes, varios eurodiputados de Podemos, IU —adscritos al grupo de la Izquierda Unitaria europea— e ICV —adscritos a Los Verdes—, han insistido en que el exministro de Agricultura “no está capacitado” para ejercer el cargo de comisario europeo de Clima y Energía. Los manifestantes han centrado sus críticas en la participación de Arias Cañete en las empresas Dúcar y Petrologis, dedicadas al abastecimiento marítimo de combustible, pero también han dejado claro su rechazo de pleno al conjunto del Gabinete formado por Jean-Claude Juncker. “Es reprobable”.

Teresa Rodriguez, eurodiputada de Podemos, ha afirmado que, durante su intervención, dejará ver que el exministro español no cumple con ninguno de los requisitos para asumir el puesto. “Ni cuenta con el currículum adecuado ni representa los valores europeos de igualdad de género, transparencia o energías limpias”. Su compañero de formación y también eurodiputado, Pablo Echenique ha aclarado que la intención de su partido es pedir el veto de Cañete para conseguir un cambio total en la nueva Comisión. “Arias Cañete es una manzana podrida dentro de un cesto con más manzanas podridas”, ha enfatizado al tiempo que calificaba el currículo del exministro como “el más nefasto”. Ernest Urtasun, eurodiputado de ICV, ha subrayado que “cada vez son más los que van a votar en su contra” y ha recordado que la campaña de recogida de firmas ya ha logrado “más de 270.000” apoyos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información