Tomás Zerón: “Los delincuentes se están matando entre ellos”

El director de la Agencia de Investigación Criminal analiza la situación de seguridad en México El organismo cumple un año y trata de culminar un complejo proceso de transformación

Tomás Zerón, director en Jefe de la Agencia de Investigación Criminal.
Tomás Zerón, director en Jefe de la Agencia de Investigación Criminal.SAÚL RUIZ

“No hay puntos complicados, todo es complicado”. Tomás Zerón, de 52 años, es una de las personas por cuyas manos pasa la información más delicada de México. Bajo su dirección recae la Agencia de Investigación Criminal, el llamado FBI mexicano, el organismo dependiente de la Procuraduría General del Estado encargado de los casos más candentes. Una entidad, con 8.200 efectivos, que hoy cumple un año y que está a punto de culminar un complejo proceso de transformación. Desde su puesto, Zerón ha intentado acabar con la dispersión y generar un modelo integrado en el que destacan tres áreas: la inteligencia, la investigación policial y los servicios periciales. En su análisis de la criminalidad, Zerón considera que el crimen organizado en México va a menos. “Estamos atacando las células y a lo que asistimos es a pugnas internas, los delincuentes se están matando entre ellos”.

Durante este año, entre sus éxitos ha figurado la captura de El Chapo, el número uno del narcotráfico mexicano. También ha sido protagonista en la detención de Rosa Verduzco, Mamá Rosa, implicada en un escándalo de desatención de menores. Y a la espera de resolución figura el caso de Tlatlaya, la matanza de 22 supuestos narcos a manos de los militares a finales de junio y que ha levantado profundas dudas sobre el proceder del Ejército y del que se limita a señalar que “se está investigando”.

Zerón ocupó el puesto por designación del procurador general de la República, Jesús Murillo Karam. Anteriormente, fue coordinador de análisis e investigación de la Procuraduría del Estado de México.

“Cuando llegué cada área trabajaba de manera independiente, ahora buscamos la integración y la transversalidad”, señala Zerón, en la sede de la agencia. “Nuestro objetivo es servir de apoyo a las subprocuradurías aportando inteligencia e investigación; también hemos desarrollado un centro de formación académica para generar una capacitación permanente de nuestros efectivos”, añade.

Entre las metas de la agencia, que representa en México a la Interpol, figura la priorización de los avances científicos en investigación criminal. “La delincuencia avanza a grandes pasos e intentamos estar delante de ellos. La ciencia debe estar al servicio de la justicia”, señala Zerón.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

J. M. AHRENS

Director de EL PAÍS-América. Fue director adjunto en Madrid y corresponsal jefe en EE UU y México. En 2017, el Club de Prensa Internacional le dio el premio al mejor corresponsal. Participó en Wikileaks, Los papeles de Guantánamo y Chinaleaks. Ldo. en Filosofía, máster en Periodismo y PDD por el IESE, fue alumno de García Márquez en FNPI.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS