El FBI identifica al yihadista que decapitó a dos periodistas estadounidenses

EE UU no difunde el nombre ni nacionalidad del miliciano, que tiene acento británico

Captura del vídeo justo antes de la decapitación del periodista Steven Joel Sotloff
Captura del vídeo justo antes de la decapitación del periodista Steven Joel Sotloff

El director del Buró Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, anunció este jueves que los servicios de inteligencia de Estados Unidos han identificado al extremista enmascarado que se considera que decapitó a los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Joel Sotloff en sendos vídeos difundidos hace cinco y tres semanas por el grupo yihadista suní Estado Islámico (EI) como represalia por los bombardeos de EE UU contra sus posiciones en Irak. 

Según el portal SITE, especializado en terrorismo, el hombre enmascarado, con aparente acento británico, podría ser el mismo que también decapitó, en otro vídeo difundido hace diez días, al cooperante británico David Haines.

“Lo hemos identificado”, se limitó a responder Comey en una rueda de prensa. El director declinó revelar el nombre ni la nacionalidad del individuo. Desde el primer momento se sospecha que el miliciano es de origen británico, dado su marcado acento de Londres o del sur de Inglaterra. A falta de una identidad, se le ha venido llamando John el yihadista, ya que John sería el apodo que presuntamente recibió cuando se unió a las filas extremistas que combatían en Siria junto con al menos otros dos británicos.

A finales de agosto, el embajador británico en Estados Unidos, Peter Westmacott, dijo a la cadena CNN que los servicios de inteligencia británicos estaban “cerca” de identificar al extremista, que en los vídeos aparece completamente cubierto de negro y lanza advertencias contra EE UU y Occidente. Las decapitaciones en sí no se muestran en los vídeos. En las imágenes el yihadista aparece con un cuchillo amenazando al rehén y más adelante junto al cuerpo degollado. Por esta secuencia, los vídeos dan a entender que esa misma persona es la que lleva a cabo las ejecuciones. Sin embargo, este detalle está siendo investigado, aunque a ausencia de imágenes sobre la decapitación dificultan enormamente la tarea de determinar quién fue el asesino.

Las brutales imagenes de las decapitaciones de los dos periodistas fueron duramente censuradas por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que dijo que EI es un “cáncer” que se debe “extirpar”, y provocaron un viraje en la opinión pública norteamericana a favor de bombardear posiciones de los yihadistas en Irak y Siria.

El primero de los vídeos -el de la muerte de Foley- fue divulgado por el EI el pasado 19 de agosto, 11 días después del inicio de los bombardeos de EE UU contra sus posiciones en Irak. Entonces el vérdugo ahora identificado amenazaba a Washington con matar a otro rehén estadounidense, Sotloff, si proseguía con sus ataques aéreos. El grupo cumplió su amenaza y el 2 de septiembre difundía el vídeo de la decapitación de Sotloff.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

A los ocho días de la segunda decapitación, Obama anunció que EE UU extendería al conjunto de Irak y a Siria sus ataques contra posiciones del EI en esos países. Los ataques en Siria empezaron en la madrugada del pasado martes.

En el vídeo de la muerte de Sotloff, los yihadistas amenazan con matar al cooperante Haines. En este macabro juego de advertencias, el EI difundía el 13 de septiembre el vídeo de la decapitación del ciudadano británico. En todos los vídeos, los asesinados vestían una túnica naranja similar al uniforme de los presos por terrorismo en la base estadounidense de Guantánamo, en Cuba.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS