Secuestrado un turista francés que hacía senderismo en el este de Argelia

El turista atacado señala en un vídeo que está en manos "de un grupo armado" denominado Soldados del Califato

Un ciudadano francés de 55 años fue secuestrado el pasado domingo por la tarde en la localidad de Tizi Ouzu, a unos 110 kilómetros al este de Argel, en una zona donde actúan desde hace años organizaciones yihadistas, pero también bandas de delincuentes. El secuestrado se identifica a sí mismo como Hervé Gourdel en un vídeo difundido en el sitio de información argelino Al Hadaz. Flanqueado por dos hombres armados con fusiles Kaláshnikov, Gourdel afirma estar en manos del grupo armado argelino Soldados del Califato, una reciente escisión de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). El Gobierno francés da por auténticas las imágenes.

En el video, los secuestradores transmiten a través del secuestrado que Francia debe suspender de inmediato los ataques militares contra el Estado Islámico en Irak. Aseguran que asesinarán al turista francés en menos de 24 horas si se producen nuevos bombardeos por parte del Ejército francés. Gourdel dice en el mensaje que nació en Niza el 12 de septiembre de 1959 y que había llegado a la zona para hacer senderismo el pasado sábado. Un día después, fue asaltado por sus secuestradores.

El presidente francés, François Hollande, a quien el secuestrado reclama en el mensaje su ayuda, se puso ayer en contacto con el primer ministro argelino, Abdelmalek Sellal. El palacio del Elíseo informó que Francia y Argelia mantienen "una cooperación total" en relación con esta presunta acción terrorista.

El secuestrado, según la web argelina El Ahdath citada por varios medios franceses, estaba en esa zona de la Cabilia como turista. Había llegado hacía poco a la zona y había alquilado una casa con varios amigos argelinos. En el momento de ser atacado, estaba realizando una excursión. En los últimos años, decenas de personas han sido secuestrados en esa zona por grupos radicales islamistas.

La noticia del secuestro fue difundida este lunes horas después de que un portavoz del Estado Islámico animara a sus simpatizantes a matar a ciudadanos de países que participan en la coalición internacional creada para combatir a los yihadistas en Irak. “Especialmente a los crueles y sucios franceses”, decía el portavoz.

“Francia no tiene miedo”, respondía de inmediato el ministro del Interior, Bernard Cazenueve, quien añadió que Francia tiene plenamente activada la Operación Vigipirate “para prevenir riesgos relacionados con la actividad de grupos terroristas”. No obstante, el Ministerio de Exteriores pidió ayer “la máxima prudencia” a los ciudadanos franceses residentes en una treintena de países de Oriente Próximo, Magreb y el continente africano en su conjunto.

Aviones franceses Rafale con base en Abu Dabi iniciaron el pasado viernes bombardeos contra fuerzas del EI en Irak y destruyeron un arsenal de los yihadistas. El domingo, según fuentes del Estado Mayor de los ejércitos franceses, los Rafale realizaron vuelos durante otras dos horas en busca de nuevos objetivos, aunque no llegaron a lanzar ninguna bomba. Francia ha sido el primer país europeo en suministrar armas a los kurdos iraquíes para defenderse de los yihadistas y el primero también en unirse a EE UU a la hora de bombardear al EI.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50