Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer ministro escocés recuerda a Cataluña que su proceso es “consensuado”

Salmond no ha querido pronunciarse sobre el derecho de Cataluña a celebrar una consulta

Declaraciones de Salmond y Milliband Reuters Live!

Alex Salmond, líder del independentista Partido Nacional Escocés (SNP en sus siglas en inglés) no ha querido pronunciarse sobre el derecho que pueda tener o no Cataluña a celebrar un referéndum de independencia pero ha subrayado que la “diferencia clave” es que el proceso escocés es legal y tiene el consentimiento tanto de Edimburgo como de Londres.

Y ha asegurado que esa diferencia clave forma parte de “la política oficial española”, dando a entender que el Gobierno español no impedirá en su día un reingreso de Escocia por la vía rápida en la Unión Europea si acaba accediendo a la independencia y eso le obliga legalmente a salir del club y pedir de nuevo el ingreso.

El primer ministro escocés recuerda a Cataluña que su proceso es “consensuado”

Preguntado en su rueda de prensa de este jueves en Edimburgo sobre el derecho de otras regiones, y en particular de Cataluña, a celebrar un referéndum, el líder independentista escocés contestó: “Este es un proceso consentido. Es un acuerdo entre el Gobierno de Reino Unido y el Gobierno de Escocia, los dos han consentido en celebrar un referéndum. Es algo que se ha dicho muchas veces, y también por el Gobierno español”.

Y reiteró: “Lo importante de esto, la cuestión legal, es el consenso de celebrar un referéndum por los Acuerdos de Edimburgo entre el Gobierno escocés y el Gobierno de Reino Unido. Creo que es el proceso adecuado para Escocia y es el proceso adecuado de celebrar un referéndum. Pero no soy yo quien tiene que aconsejar a otros países, a otra gente, sobre cómo tienen que hacer sus cosas”.

Minutos antes, preguntado sobre la presencia la semana que viene de observadores del Gobierno vasco en el referéndum escocés, Salmond ya había adelantado el mismo argumento: “Lo que está pasando en Escocia interesa en muchos países en todo el mundo. Es la mejor celebración de democracia y en Escocia está teniendo lugar de forma consentida, pacífica y totalmente democrática. Este es un referéndum consentido y acordado por el Acuerdo de Edimburgo entre yo mismo y el primer ministro [del Reino Unido]. Es una expresión democrática y esperamos una participación del 80%”.

Pese a esas explicaciones, un periodista británico cuestionó que el Gobierno español, cuando hay “miles de catalanes hoy [por ayer, Día de Cataluña] en la calle”, pueda acabar aprobando el reingreso de Escocia a la Unión Europea por la vía rápida. Salmond, que ya había subrayado el hecho a su juicio llamativo de que la cuestión europea apenas ha aparecido en la campaña del referéndum, respondió: “El hecho de que haya muchos catalanes en las calles, y en el pasado ha habido un millón, es consecuencia de acontecimientos en Cataluña y en España. No lo veo como respuesta a lo que pasa en Escocia”. “Creo que la política oficial española, y se ha dicho muchas veces, es que el puro contraste, el hecho de que este sea un referéndum consentido, un acuerdo constitucional entre el Gobierno en Londres y el Gobierno en Escocia, marca la distinción clave, la diferencia clave”.

Los independentistas escoceses han intentado a toda costa en los últimos años distanciarse de la cuestión independentista de Cataluña. Y lo hacen enfatizando siempre la cuestión de la legalidad y el mutuo acuerdo, dos factores que no se dan, por ejemplo, en el caso de la independencia unilateral de Kosovo, que nunca ha sido reconocida por el Gobierno español, precisamente porque tuvo un carácter unilateral.

Más información