Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tensiones tras el fin de la Guerra Fría

Desde el fin del conflicto bélico, Rusia ha mantenido su rechazo a la OTAN

Entrada en la OTAN de la República Checa, Holanda y Hungría, en 1999.
Entrada en la OTAN de la República Checa, Holanda y Hungría, en 1999. Reuters

- Hungría, Polonia y República Checa se unieron a la Alianza Atlántica el 12 de marzo de 1999. Los tres países eran exmiembros del Pacto de Varsovia, organización que reunía los países de la esfera de la URSS, nacida como respuesta precisamente a la OTAN. Moscú rechaza la adhesión de cualquier exrepública soviética. El 29 de marzo de 2004, sin embargo, fuero Estonia, Letonia, Lituania, Bulgaria, Rumanía, Eslovaquia y Eslovenia quienes entraron a formar parte de la Alianza. Cuatro años después, la OTAN abrió la puerta a la futura adhesión de Ucrania y Georgia.

- El 6 de octubre de 1998, Moscú, aliado de los serbios, amenaza con volver a los tiempos de la Guerra Fría si la OTAN interviene en Kosovo. Dos días antes de los primeros bombardeos de la Alianza, el 26 de marzo de 1999, el entonces presidente ruso, Boris Yeltsin, exigió al embajador de la OTAN en Moscú que abandonase el país y congeló la cooperación militar.

- Nueve años después, la guerra entre Rusia y Georgia volvió a enfrentar a los dos bloques. El 19 de agosto de 2008 y ante la intervención rusa, la OTAN suspendió el consejo de cooperación con Moscú. Rusia prosiguió su ofensiva y congeló su cooperación con la Alianza, a la que culpó del conflicto. Según la nueva estrategia de seguridad rusa, la OTAN y EE UU eran las principales amenazas.

Un blindado ucranio en Donetsk.
Un blindado ucranio en Donetsk.

- En abril de 2009, la OTAN expulsó a Vassili Tchijov, hijo del embajador de Rusia en la Unión Europea y empleado por la misión del mismo país ante la Alianza. Tchijov estuvo ligado al escándalo desatado por Herman Simm, un alto funcionario estonio condenado por filtrar 2.000 documentos confidenciales de la OTAN a Moscú. El Gobierno ruso reaccionó echando a dos diplomáticos canadienses.

- La instalación de un escudo antimisiles con sistemas de defensa en países del este de Europa ha encendido los ánimos entre las dos partes en los últimos años. En 2010, la OTAN presentó un nuevo proyecto para tener en 10 años un escudo basado en tecnología estadounidense y con interceptores en Rumanía y Polonia. Moscú expresó su rechazo y respondió desplegando misiles en Kaliningrado, enclave ruso junto al mar Báltico.

- La primavera árabe ha puesto frente a frente a Rusia y a las potencias occidentales. En marzo de 2011, Moscú se abstuvo en la votación celebrada en la ONU que permitía el uso de la fuerza para defender a los libios en la ofensiva del régimen de Muamar el Gadafi. La representación rusa criticó además los ataques de la OTAN por ir más allá del mandato de Naciones Unidas. Moscú ha impedido también, gracias a su derecho de veto, que el Consejo de Seguridad apruebe una resolución de condena a la represión del Ejército sirio.