Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rescatados 17 balseros cubanos en las costas del sureste de México

Dos hombres fallecieron a bordo de la embarcación que fue hallada a 246 kilómetros de la Península de Yucatán

La balsa en la que viajaron los cubanos que naufragaron en México.
La balsa en la que viajaron los cubanos que naufragaron en México.

México es la tierra equivocada para los cubanos que quieren abandonar su país. La madrugada del 1 de septiembre marinos mexicanos rescataron una balsa con 17 cubanos --10 hombres y 7 mujeres-- a bordo a 246 kilómetros del puerto de Progreso en la Península de Yucatán (sureste del país). Dos hombres fallecieron antes de lograr llegar a tierra: uno a bordo de la balsa y otro en el momento del rescate. Los supervivientes tendrán que volver a Cuba.

El grupo buscaba llegar a Florida (EEUU) en una desvencijada balsa pintada apenas de blanco por un costado y sin motor. La embarcación quedó a la deriva y fue avistada por un buque pesquero en aguas mexicanas que avisó a las autoridades navales sobre la ubicación de los naúfragos. La Marina mexicana aseguró que la mayoría de los rescatados tenían síntomas de deshidratación severa. Los cubanos se habían quedado sin comida y sin agua potable a bordo desde hace varios días.

Los 17 cubanos habían abandonado la isla el pasado 10 de agosto, y tras 21 días en altamar perdieron el rumbo hacia Estados Unidos

Según dijeron a las autoridades, los 17 cubanos habían abandonado la isla el pasado 10 de agosto, y tras 21 días en altamar perdieron el rumbo hacia Estados Unidos. Dos mujeres fueron trasladadas a un hospital en Yucatán por su frágil estado de salud y se encuentran graves. El Instituto Nacional de Migración (INM) ha informado que el resto del grupo permanece en la delegación de la institución en Mérida (Yucatán).

A pesar de que el grupo fue rescatado y ha pisado territorio mexicano, todos serán deportados. México mantiene con Cuba, desde 2008, un memorando de entendimiento entre ambos países para garantizar el flujo migratorio legal que indica que todo ciudadano cubano que ingrese sin papeles al país será devuelto a la isla. México tiene que entregarlos a las autoridades cubanas en los próximos días, según menciona el acuerdo.

Este naufragio ocurre exactamente 20 años después de la llamada crisis de los balseros, cuando, entre el 11 de agosto y el 13 de septiembre de 1994, miles de cubanos se embarcaron en improvisadas balsas hacia Estados Unidos después de que Fidel Castro anunció que la isla relajaría la vigilancia en las costas y alentó la migración hacia Estados Unidos. Durante esos días fueron comunes las escenas de hombres y mujeres con embarcaciones hechas de trozos de chatarra e incluso partes de automóviles dejando las costas cubanas.