La ONU lanza un plan de ayuda para atender a más de 500.000 iraquíes

Los bienes de primera necesidad llegarán por tierra, mar y aire, desde Turquía y Jordania

Uno de los campo de refugiados cerca de Zakho, al norte de Irak.
Uno de los campo de refugiados cerca de Zakho, al norte de Irak. STR (EFE)

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha anunciado este martes el lanzamiento de una gran operación de asistencia para hacer llegar suministros a más de medio millón de personas desplazadas por el avance militar de los yihadistas suníes del Estado Islámico (EI), en el norte de Irak.

Más información
El Papa defiende que la comunidad internacional pare a los yihadistas
REPORTAJE: Los iraquíes huyen del terror yihadista

El envío de ayuda inicial incluirá 3.300 tiendas de campaña y 20.000 coberturas de plástico para refugiarse, 18.500 sets de cocina y 16.500 garrafas, ha precisado el portavoz de ACNUR, Adrian Edwards. La entrega cuenta con el apoyo de Arabia Saudí, Reino Unido, Estados Unidos y otros donantes.

El envío por aire, que se realizará durante cuatro días, comenzará el miércoles con destino a Erbil, en el Kurdistán iraquí, desde Aqaba, en Jordania, a lo que seguirán convoyes por carretera desde Turquía y Jordania y envíos por mar desde Dubai a través de Irán en los próximos diez días, ha explicado Edwards.

"Esta es una ofensiva de ayuda muy muy significativa y ciertamente una de las mayores que puedo recordar en bastante tiempo", ha subrayado Edwards durante una rueda de prensa en Ginebra. "Esta es una gran crisis y un desastre humanitario. Sigue afectando a muchas personas", ha añadido.

ACNUR estima que un total de 1,2 millones de personas han abandonado sus hogares en Irak este año. Desde agosto, unas 200.000 de ellas se han establecido en la región del Kurdistán iraquí, cuando la ciudad de Sinjar y áreas vecinas fueron tomadas por el Estado Islámico, según la agencia de la ONU.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Al menos 11.000 personas de la minoría yazidí se han refugiado en la vecina Siria, afectada por la guerra civil, y otras 300 están cruzando la frontera de Peshkabour cada día, según el portavoz. "El hecho de que se vea a personas huyendo hacia Siria para buscar seguridad habla de lo desesperante de la situación, particularmente en Sinjar en los últimos días", ha resaltado Edwards.

Tal y como apunta ACNUR, las necesidades no se limitan a la región del Kurdistán. Hay otros campamentos en las provincias de Sulaymaniyah, Diyala y Kirkuk, donde también han llegado desplazados. El gobierno iraquí también ha puesto en marcha otros tres centros de acogida en Bagdad.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS