EE UU acusa a Rusia de aumentar su apoyo militar a los rebeldes en Ucrania

Asegura que representantes rusos han disparado desde su territorio a militares ucranios

Rebeldes prorrusos en la zona en que cayó el vuelo de Malaysian Airlines.
Rebeldes prorrusos en la zona en que cayó el vuelo de Malaysian Airlines.Rob Stothard (Getty)

Los más optimistas en Washington confiaban en que el derribo, el pasado jueves, del avión comercial de Malaysian Airlines en el este de Ucrania supondría un punto de inflexión en el rol del Gobierno de Vladímir Putin en la crisis ucrania: Rusia rompería su relación con los rebeldes prorrusos y dejaría de suministrarles armamento. Pero una semana después la realidad parece haber evaporado por completo esos deseos.

El Gobierno de Estados Unidos acusó este jueves a Rusia de disparar desde su territorio a posiciones militares ucranias y de tratar de entregar nuevos lanzacohetes a las milicias separatistas. Los servicios de inteligencia estadounidenses dan por hecho que un misil de origen soviético del tipo BUK SA-11 fue el responsable del derribo en pleno vuelo del avión de Malaysian Airlines, lo que causó 298 muertes, y que su utilización por parte de los rebeldes resulta improbable sin el asesoramiento ruso. Unas acusaciones que Moscú niega, en lo que se ha convertido en una batalla dialéctica con Washington.

“Tenemos evidencias de que Rusia está disparando piezas de artillería desde Rusia para atacar posiciones militares ucranias", afirmó la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, en su rueda de prensa diaria. Y agregó que Moscú está tratando de suministrar a los rebeldes “varios tipos de lanzaderas de cohetes más poderosos”, en una prueba de que Rusia, pese a las sanciones de Occidente y la indignación por el derribo del avión, no está dispuesta a cortar su apoyo a los separatistas.

A preguntas de los periodistas, Harf explicó que las acusaciones se basan en informaciones de inteligencia pero declinó dar más detalles. Un par de horas después, el Pentágono fue un poco más allá. El portavoz Steven Warren aseguró que los ataques rusos a las posiciones militares ucranias en el este de su país llevan “varios días” perpetrándose y que es una muestra “clara de intensificación” del papel ruso.

Tenemos evidencias de que Rusia está disparando piezas de artillería desde Rusia para atacar posiciones militares ucranias" Marie Harf, portavoz del Departamento de Estado

El viernes pasado el Departamento de Defensa de EE UU ya advirtió de que Moscú seguía proveyendo “armamento pesado y equipamiento militar” a los rebeldes. Además, según fuentes del Pentágono citadas por la agencia AFP, Rusia ha incrementado esta semana de 12.000 a 15.000 el número de soldados apostados en la frontera con Ucrania, en otro reflejo más de que el derribo del avión de Malaysian Airlines no ha mermado el rol desestabilizador de Moscú en esta crisis.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

A principios de esta semana, los servicios de inteligencia de EE UU dijeron tener nuevas pruebas de que los separatistas habrían derribado la aeronave comercial, difundiendo imágenes de satélites y comunicaciones en las redes sociales. En paralelo, aseguraron que dotaciones de artillería y múltiples lanzacohetes llegaron recientemente a la base militar de Rostov, en el suroeste de Rusia, en la que creen que han sido entrenados rebeldes prorrusos.

Estados Unidos confirmó por primera vez a mediados de junio el envío por parte de Rusia de tanques y armamento pesado a los separatistas del este de Ucrania. Según dijo entonces el Departamento de Estado, un convoy con tres tanques T-64, varias lanzaderas múltiples de cohetes Grad BM-21 y otros vehículos militares habían cruzado la frontera cerca de la localidad ucrania de Snizhne. Desde entonces, según Washington, el flujo apenas se ha detenido.

Por otra parte, en la única concesión a Moscú, la portavoz del Departamento de Estado evitó entrar a valorar este jueves el origen de los dos misiles que derribaron el miércoles dos aviones militares ucranios. Kiev asegura que fueron disparados desde Rusia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS