Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Taiwán guarda luto por las víctimas del avión de TransAsia

Las autoridades aeronáuticas defienden su decisión de permitir el vuelo pese al mal tiempo que reinaba en la zona

Mientras el país guarda luto por las víctimas, las autoridades aeronáuticas taiwanesas han defendido hoy su decisión de autorizar el vuelo de la línea aérea TransAsia que se estrelló el miércoles en las islas de Penghu (o Pescadores) en el oeste de Taiwán, pese al mal tiempo aún reinante tras el paso del tifón Matmo, que había traído vientos superiores a los 100 kilómetros por hora. Al menos 48 personas murieron cuando el aparato, un ATR72-500, se estrelló en la población de Xixi, a un kilómetro del aeropuerto de Magong, mientras intentaba tomar tierra. El aparato, que ya había despegado con casi dos horas de retraso por el temporal, había abortado un primer intento de aterrizaje por la fuerte lluvia y la mala visibilidad.

El ministro de Transporte taiwanés, Yeh Kuang-shih, citado por los medios locales, ha señalado que “los datos meteorológicos mostraban que se cumplían los requisitos de seguridad aérea”. Las autoridades aeronáuticas ya han recuperado las dos cajas negras del avión, aunque se encuentran en mal estado a causa de la lluvia. La Comisión de Seguridad Aérea ha abierto una investigación para determinar las causas precisas del siniestro y esclarecer, aunque todo apunta al mal tiempo, si hubo algún fallo mecánico o error humano, informa la agencia taiwanesa CNA.

“Hubo nueve vuelos en la misma ruta entre las 2 y las 7 de la tarde el miércoles. Sólo se estrelló el vuelo de TransAsia”, declaró Jean Shen, directora de la Administración de Aviación Civil, citada por la agencia Reuters. “Los informes meteorológicos mostraban que todo estaba perfectamente bien para aterrizar. No sabemos con seguridad en estos momentos qué es lo que fue mal. La Comisión de seguridad aérea ha abierto una investigación... Completarán su informe oficial en el plazo de un año”, aseguró.

En el vuelo GE 222, que cubría la ruta entre Kaohsiung -en el sur de Taiwán- y Magong, en Penghu, viajaban 58 personas, de las que 54 eran pasajeros (cuatro de ellos niños) y cuatro, tripulantes. Dos de los pasajeros eran mujeres de nacionalidad francesa, estudiantes de Medicina, y se encuentran entre las víctimas mortales, según ha confirmado el Gobierno francés. Varios vecinos también quedaron heridos, aunque fueron dados de alta en el hospital a las pocas horas, cuando el avión, en su caída, golpeó varios edificios.

El piloto del avión, Lee Yi-liang, de 60 años, contaba con 22 años de experiencia a los mandos, mientras que su copiloto, Chiang Kuan-hsing, de 39 años, había cumplido dos años y medio de experiencia de vuelo, según CNA.

El presidente de Taiwán, Ma Ying-jeou, ha ordenado la asistencia inmediata a los familiares de las víctimas y ha insistido en que se lleve a cabo una investigación exhaustiva. “Todo Taiwán se encuentra hoy de luto”, indicó en un comunicado.

Por su parte, el presidente chino, Xi Jinping, quien este miércoles concluía una gira por América Latina, transmitió sus condolencias a través de la Oficina de Asuntos de Taiwán en el Gobierno chino. Xi se ha declarado “profundamente entristecido” por la existencia de víctimas mortales, en declaraciones que recoge la agencia de noticias china, Xinhua.

TransAsia, fundada en 1951 y la primera línea aérea privada de Taiwán, cubre sobre todo rutas internas taiwanesas, aunque también cuenta con diversas rutas a otros destinos asiáticos, en países como Tailandia, Camboya o Japón.

El accidente es el primero con víctimas mortales en Taiwán en los últimos doce años y se produjo apenas seis días después de que se estrellara en Ucrania un avión de la línea aérea Malaysia Airlines, con 298 personas a bordo, y cuatro meses después de la desaparición de un aparato de la misma aerolínea cuando cubría la ruta entre Kuala Lumpur y Pekín.

 

Más información