Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia espera otra misión de la OSCE tras la liberación de los observadores

La puesta en libertad de los miembros del organismo era una de las exigencias de la UE

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso celebró este domingo la liberación de los cuatro observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) que aún permanecían retenidos por las milicias separatistas del este de Ucrania desde hacía un mes, según informó Reuters.

Mediante un comunicado publicado a través de la red social Facebook, el Ministerio ha atribuido la puesta en libertad de los cuatro observadores, entre ellos un español, a la mediación del Patriarca de Moscú y todas las Rusias, Cirilo I. No obstante, según la agencia rusa Itar-Tass, la liberación también fue posible gracias a las conversaciones entre dirigentes de la OSCE y de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.

El Ministerio de Exteriores ruso tildó este domingo de “inaceptable” cualquier tipo de obstáculo a la labor de supervisión de los observadores de la OSCE, en especial aquellos relacionados con la amenaza a su seguridad personal. “Esperamos que su liberación genere las condiciones necesarias para la misión de la OSCE”, subraya el departamento en el comunicado.

La puesta en libertad de los rehenes, incluidos los observadores, era una de las exigencias que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea reclamaron el pasado viernes a Rusia.

En total, ocho observadores de la OSCE habían sido retenidos por milicias prorrusas. Los primeros cuatro fueron secuestrados el 26 de mayo y liberados el pasado viernes. Un día después, el organismo europeo anunció la liberación de los otros cuatro observadores, retenidos desde el 29 de mayo. Por el momento, tan solo han trascendido las nacionalidades del segundo grupo: de Alemania, Holanda, Rusia y España.

Aunque la OSCE mantiene todavía observadores en Donetsk y Lugansk, “los equipos han sido reconfigurados en vista de los problemas de seguridad”, según fuentes del organismo, que se ha visto obligado a “reducir temporalmente el número de observadores en esas dos regiones”.