Cae una red de fraude cibernético infiltrada en ordenadores de 12 países

El FBI acusa a un ciudadano ruso de ser el líder de la trama, que tenía un sistema muy sofisticado

El departamento de Justicia de EE UU anunció este lunes la operación.
El departamento de Justicia de EE UU anunció este lunes la operación.REUTERS

Una investigación internacional liderada por el FBI ha permitido desmantelar una red de fraude cibernético en 12 países que había robado más de 100 millones de dólares. Las autoridades estadounidenses anunciaron este lunes que se trata del “más sofisticado¨ sistema de infiltración remota de piratas informáticos que el FBI ha desarticulado e identificaron a un ciudadano ruso como el líder de la trama.

Tras esta operación, Evgeniy Bogachev, de 30 años, fue incorporado a la lista del FBI de cibercriminales más buscados. Dado que Rusia no extradita a otros países a sus ciudadanos acusados, es posible que Bogachev nunca llegue a ser detenido. Y con la tensión actual entre Washington y Moscú, a raíz de la crisis ucrania, parece muy improbable cualquier gesto conciliador de Rusia. Consciente de estas limitaciones, el anuncio de su identidad responde a la nueva estrategia de Washington de revelar abiertamente a sus piratas informáticos más buscados, como ya hizo hace dos semanas al acusar a cinco militares chinos de ciberespionaje industrial.

La red conocida como Gameover Zeus logró infectar a entre medio millón y un millón de ordenadores en distintas partes del mundo mediante dos programas con los que robaban credenciales bancarias para posteriormente “vaciar las cuentas” de sus usuarios, y después chantajear a sus propietarios para que pagaran una fianza a cambio de devolverles los datos sustraídos.

El sistema era de tal sofisticación que permitía a los hackers “infiltrarse, espiar e incluso controlar” los ordenadores infectados “desde cualquier lugar”, según la investigación del FBI. “Implementaron el tipo de cibercrímenes que no te creerías si los vieras en una película de ciencia ficción”, dijo el vicefiscal general, Leslie Caldwell, en una rueda de prensa en la sede del departamento de Justicia en Washington.

La red logró infectar a entre medio millón y un millón de ordenadores mediante dos programas con los que robaban credenciales bancarias y posteriormente hacían chantaje a sus usuarios

Las autoridades tomaron control este fin de semana de los terminales de estos dos programas, que empezaron a robar datos confidenciales en septiembre de 2011. No se trata de un virus informático totalmente nuevo. Tiene su origen en otra red de troyanos llamada Zeus que irrumpió en 2006 con un alcance similar en número de ordenadores atacados y pérdidas económicas generadas.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Por los hechos anunciados este lunes y otros anteriores, Bogachev -que según los últimos datos de inteligencia de EE UU se cree que vive en una ciudad rusa en el mar Negro- afronta distintas acusaciones judiciales en tribunales de los estados de Pensilvania y Nebraska por delitos de conspiración, piratería informática y fraude bancario, entre otros.

En la investigación, liderada por Estados Unidos, participaron equipos de Australia, Holanda, Alemania, Francia, Italia, Japón, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Canadá, Ucrania y Reino Unido, al margen de Europol, la Oficina Europea de Policía. También colaboraron con las pesquisas gigantes informáticos estadounidenses, como Microsoft y Dell.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS