Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ocho estudiantes continúan desaparecidas

Desmentido el Ejército nigeriano sobre la liberación de las estudiantes secuestradas

El director de la escuela afirma que las jóvenes continúan secuestradas por la secta islamista Boko Haram

Una bebé que sobrevivió al atentado del lunes en Abuya con su madre.
Una bebé que sobrevivió al atentado del lunes en Abuya con su madre. AP

El director del internado de donde fueron secuestradas más de un centenar de adolescente desmintió al Ejército nigeriano, que el miércoles por la noche informó de que había liberado a la mayoría de las estudiantes. El pasado lunes, milicianos de la secta islamista Boko Haram atacaron una escuela de la localidad de Chibok (estado de Borno, noreste) y se llevaron a la fuerza a 129 chicas de entre 15 y 18 años.

El teniente general Chris Olukolade, portavoz del Ejército, aseguró en un comunicado que el director del colegio les había confirmado que solo "ocho de las estudiantes continúan desaparecidas". Sin embargo, el director del internado, Asabe Kwambura, afirmó a la agencia AFP que la información del Ejército "no es cierta".

Olukolade también informó que habían capturado a uno de los "terroristas" implicados en el secuestro. Los milicianos de Boko Haram —que significa "la educación occidental es pecaminosa" en idioma hausa— se hicieron pasar por soldados que iban a evacuar a las estudiantes y luego las secuestraron.

"Cuando vimos a estos hombres armados, pensamos que eran soldados, nos dijeron que fuéramos y camináramos hacia las puertas, seguimos sus instrucciones", ha relatado Godiya Isaiah, de 18 años, quien logró escaparse de los secuestradores, en declaraciones a Reuters.

Pero cuando los hombres comenzaron a saquear las tiendas del colegio y a incendiar el edificio, las aterrorizadas jóvenes que ingresaban en vehículos a punta de pistola se dieron cuenta de que estaban siendo secuestradas. "Estábamos llorando", dijo Isaiah, al relatar cómo saltó desde un camión y huyó entre los arbustos. Otras estudiantes fueron llevadas en un autobús y una camioneta.

En cuanto a la cifra de secuestradas, aún hay mucha confusión. En un primer momento se informó de un centenar de adolescentes, pero el gobernador del estado de Borno, Kashim Shettima, indicó que los relatos de padres y familiares han dado cuenta hasta el momento de 50 estudiantes desaparecidas, aunque la cifra podría no ser definitiva.

Shettima dijo que al menos 14 muchachas lograron escapar y llegar hasta un lugar seguro. El comisionado de educación del estado de Borno Inuwa Kubo dijo que otras cinco jóvenes que también lograron escapar relataron la misma historia. "Subieron al autobús sin sospechar", ha declarado a Reuters. "Fueron atraídas hacia el vehículo porque les dijeron que el colegio iba a ser atacado", ha agregado.

Los hombres armados también atacaron los alrededores del pueblo de Chibok, saqueando tiendas y oficinas y matando a varias personas, según testigos.

Boko Haram pretende imponer una versión radical de la sharía o ley islámica. No es la primera vez que el grupo ataca colegios e institutos, que considera un símbolo de la autoridad secular, y también ha atacado iglesias cristianas y objetivos del Estado nigeriano.

Con el secuestro de las menores, Boko Haram encadena tres ataques consecutivos de impacto. El domingo causó al menos 98 muertos en tres localidades del mismo Estado, Borno. El lunes, perpetró una matanza, que dejó al menos 71 muertos y 124 heridos, en una terminal de autobuses a las afueras de Abuya, repleta de pasajeros que se dirigían a sus puestos de trabajo en plena hora punta de la mañana.