Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Costes y beneficios de la anexión de Crimea a Rusia

Moscú gana reservas naturales de gas y petróleo en territorio crimeo

Crimea ha nacionalizado varias propiedades ucranias en la península

Tras la anexión de la península de Crimea a la Federación Rusa, el Gobierno de Vladímir Putin ha sacado la chequera para nacionalizar todo lo que en la región se encuentra.

Moscú ha anunciado que se gastará varios miles de millones de dólares en aumentar las pensiones de los crimeanos y en construir infraestructuras que faciliten el movimiento entre Rusia y la península, entre otras muchas iniciativas.

Pero no todo serán gastos para Moscú. Una de las ventajas para Rusia de la anexión de Crimea es que queda anulado el acuerdo de alquiles de la base naval de Sebastopol por la que Ucrania recibía miles de millones de dólares por lo que la economía ucrania dejará de ingresar dinero.

Beneficios para Rusia, costes para Ucrania

Fin del acuerdo del gas a cambio de la base naval de Sebastopol. Rusia ha terminado formalmente con el acuerdo de Khariv de 2010 por el que aplicaba a Ucrania un descuento de 100 dólares por 1.000 metros cúbicos en el gas a cambio de un alquiler de la base naval de Sebastopol, sede de las tropas rusas en el mar Negro.

El acuerdo, que implicaba el alquiler de la base hasta 2042, le costaba al Gobierno ruso alrededor de 4.000 millones de dólares al año. Tras la anexión de Crimea, Rusia ha instado a Ucrania la devolución de 11.000 millones de dólares que le había adelantado a Ucrania por el alquiler de la base correspondiente al período 2010-2013, cuando el descuento del gas se aplicó por adelantado para extender el alquiler de la base hasta 2017. Respecto a esto, Kiev contesta que el contrato aún sigue teniendo validez y ha anunciado que llevará a Rusia a los tribunales por su violación.

Bienes energéticos: gas y petróleo. Las reservas crimeanas de energía son de 165.300 millones de metros cúbicos de gas y 44 millones de toneladas de petróleo, según Reuters. Los analistas y expertos estiman que el valor de dichas reservas oscila entre los 800 millones y los 1.200 millones de dólares. El valor de las reservas naturales de Crimea, sin embargo, podría ser mayor ya que algunas estimaciones lo sitúan en 2.3 billones de metros cúbicos de gas en yacimientos marinos sin explotar.

Los equipos militares ucranios en Crimea también están en juego. El ministro de Defensa de Ucrania ha estimado que el valor de la flota que quedó en la península es de 18 billones de hryvnias, 1.700 millones de dólares. Moscú ha dicho, sin embargo, que devolverá todos los equipos militares que se mantengan fieles a Kiev pero, según Moscú, hay muchos efectivos que se han cambiado de bando y ahora sirven al Ejército ruso. De esta forma aún no está claro cuántos equipos son susceptibles de ser devueltos al Gobierno de Ucrania que ha confirmado que está pensando presentar una demanda contra Rusia en la Corte Marítima Internacional.

Otros bienes ucranios en la península de Crimea. El nuevo Gobierno de la región ha nacionalizado otros edificios y bienes propiedad del Gobierno de Kiev como sedes ministeriales y agencias gubernamentales, institutos de formación. En total, la propiedad nacional incluye 131 empresas agrícolas e industriales, 130 infraestructuras destinadas al turismo y siete puertos. Según el Parlamento de Ucrania has 57.800 objetos de propiedad nacional en la península de Crimea. El valor de estas infraestructuras no está estimado, pero según las autoridades ucranias sería de miles de millones de dólares.

Costes para Rusia

Incremento de las pensiones y salarios. Rusia ha votado a favor de duplicar la pensión a unos 600.000 beneficiarios e igualar el salario ruso a unos 140.000 trabajadores del sector público.

Fuentes rusas han confirmado que el coste anual de las pensiones más altas alcanza los 36.000 millones de rublos (1.000 millones de dólares). El análisis de un senador ruso, sin embargo, anuncia que el gasto será de 70.000 millones de rublos (2.000 millones de dólares), incluyendo las pensiones militares. Por otro lado, la equiparación del salario de 140.000 trabajadores del sector público al salario ruso costaría alrededor de 30.000 millones de rublos al año (840.000 millones de dólares).

Incluso antes de las promesas de aumento de salarios y pensiones para los empleados del sector público, el presupuesto de Crimea recibió subsidios del gobierno central, que se estiman ahora en 260 millones de dólares en 2014.

Nuevas infraestructuras. Rusia ha prometido varias veces la construcción de infraestructuras que faciliten la comunicación con Rusia y al mismo tiempo reducir la dependencia con el resto de Ucrania.

Existe una propuesta de construir un puente por el que vayan una autopista y una vía de tren que conecten Crimea con Rusia. El proyecto, según el ministro ruso de Transporte, podría costar alrededor de 2.800 millones de dólares. Por el mismo importe, se ha propuesto también la posibilidad de construir tres plantas eléctricas en la región además de un gasoducto que podría costar entre 200 millones y 1.000 millones de dólares.

Rusia, además, se ha comprometido a construir escuelas, hospitales, carreteras, aeropuertos y una Universidad. El Gobierno de Putin ha dicho que está dispuesto a gastarse hasta 243.000 millones de rublos (6.800 millones de dólares) para apoyar a la península de Crimea en 2014.

Demandas de Ucrania. Kiev, en respuesta a la anexión de Crimea, ha amenazado a Rusia con demandas que costarían miles de millones de dólares. El resultado de las disputas en los tribunales podría tardar décadas en llegar y, por tanto, la factura de los costs procesales sería descomunal.

Menos inversión en Rusia y menos crecimiento económico. Las tensiones internacionales han desembocado en una caída en las inversiones en Rusia. El ministro de Economía, que en un principio anunció un crecimiento del 2,5% en 2014, ahora espera que sea por debajo del 1%. Además, el Banco Mundial ha avisado ya de que la economía rusa podría descender en un 1,8% si la crisis de Ucrania empeora.