Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU advierte de más sanciones si Moscú no abandona la anexión de Crimea

La Casa Blanca considera una "amenaza contra la paz" la usurpación a Ucrania de la península y convoca a los líderes del G-7 la próxima semana en La Haya

Personas guardan turno para retirar dinero de un banco en Simferópol.
Personas guardan turno para retirar dinero de un banco en Simferópol. REUTERS

Ante la firma de anexión de Crimea a la Federación Rusa por parte de Vladimir Putin, la Casa Blanca ha anunciado hoy que aumentará las sanciones contra Moscú. “Están más por llegar”, dijo conciso Jay Carney, portavoz del presidente estadounidense. Carney reiteró que los pasos dados por el presidente ruso tendrán consecuencias y dejó saber que Barack Obama se reunirá la semana que viene con sus socios del G-7 (Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y EEUU) en La Haya, aprovechando que el mandatario norteamericano estará de viaje oficial en Europa. De momento, y nada apunta a que se revierta la decisión, la cumbre del G-8 en junio en Sochi (Rusia) ha quedado suspendida como respuesta a la invasión rusa de Crimea.

Tras el anuncio el pasado lunes de la congelación de activos de cuatro líderes ucranianos y de siete funcionarios rusos, la Casa Blanca sigue cifrando su estrategia de respuesta contra Moscú en la imposición de más y nuevas sanciones, aunque el portavoz de Obama se resistió a dar detalles concretos sobre estas o cuando pueden entrar en vigor. Un reportero le inquirió sobre el alcance en el tiempo de los castigos económicos y que sucederá si con estos si, como parece, Putin no desiste en su decisión. Carney se vio contra las cuerdas y solo pudo decir que habrá nuevas sanciones.

Ni Washington ni la comunidad internacional reconocerán nunca “el intento de anexión de Crimea” a Rusia, ha asegurado Carney en la habitual rueda de prensa de la Casa Blanca, que ha calificado la maniobra del Kremlim como “una amenaza para la paz”. La Casa Blanca ha considerado desde el inicio de la crisis el referéndum celebrado el pasado domingo ilegal y contrario a la ley ucraniana e internacional.

“Hoy, el presidente Obama ha invitado a sus contrapartes del G-7 a una reunión de líderes la semana que viene en paralelo a la Cumbre de Seguridad Nacional que se celebrará en La Haya”, ha explicado Carney, que ha matizado que el encuentro deberá de servir para responder de forma unánime a los acontecimientos de los últimos días y apoyar a Ucrania.

 

Más información