Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno mexicano interviene las minas ilegales de Michoacán

Las autoridades se incautan de 119.000 toneladas de minerales extraídas ilegalmente en Lázaro Cárdenas y detiene a cuatro ciudadanos chinos

Mina de ArcelorMittal en Lázaro Cárdenas (Michoacán).  SAÚL RUIZ
Mina de ArcelorMittal en Lázaro Cárdenas (Michoacán). / SAÚL RUIZ

El Gobierno mexicano ha decomisado 119.000 toneladas de minerales y ha detenido a cuatro ciudadanos chinos en el puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, al suroeste del país. La operación no es pecata minuta. Lázaro Cárdenas es el puerto que tiene el tráfico de cargas más grande de México. Michoacán tiene las mayores reservas de hierro del país. Y China es el principal productor de acero del mundo.

El comisionado Alfredo Castillo, designado por el presidente Enrique Peña Nieto para gestionar su estrategia de seguridad para Michoacán, anunció este lunes que el Gobierno federal se había incautado de las miles de toneladas del mineral, y de 124 máquinas pesadas que, se cree, entraron ilegalmente al país. También ha detenido a cuatro ciudadanos chinos, que tampoco han podido comprobar su estancia legal en el país. Halló también nueve "patios de acopio": bodegas utilizadas para resguardar el mineral extraído ilegalmente.

Lázaro Cárdenas, un puerto industrial situado en la punta sur de Michoacán, a pocos kilómetros de Guerrero, registra la mayor entrada y salida de cargas del país. Y muchas no son legales. Hay reportes de que la mafia local, Los Caballeros Templarios, gestiona buena parte de las minas que extraen hierro de forma ilegal. Uno de sus líderes, Servando Gómez La Tuta, es el encargado del cartel para supervisar las operaciones. Una investigación periodística difundida en enero detallaba que el 50% del hierro que sale de Michoacán es obtenido fuera de la ley.

La Tuta, en un video difundido hace unos meses, dijo que su zona estaba "llena de chinos" y que "ellos también traían mafias". El cartel intercambia el mineral con traficantes chinos a cambio de químicos para elaborar metanfetamina. Los Caballeros Templarios son los principales productores de la droga sintética en México. En la agenda de discusión del presidente Peña Nieto con el mandatario chino, Xi Jinping, (que visitó México en septiembre del año pasado) estuvo el aumento de cooperación entre los dos Gobiernos para combatir al crimen organizado.

La mafia cumplía sin chistar sus amenazas a los que se atrevían a alertar de las operaciones ilegales. Virgilio Camacho, un ejecutivo de ArcelorMittal (la principal siderúrgica de Lázaro Cárdenas), fue asesinado en abril de 2013 después de que denunció en varias ocasiones el robo hormiga de hombres pagados por el cartel en sus minas. Le dieron un tiro en la nuca.

La violencia en el puerto obligó al Gobierno mexicano a enviar a las Fuerzas Armadas para hacerse cargo de esa ciudad en noviembre pasado, tres meses antes de que la tensión entre autodefensas, civiles armados contra el cartel de Los Templarios, y narcotraficantes, propiciara el Operativo para la Seguridad y Desarrollo Integral en Michoacán, puesto en marcha el 15 de enero pasado.

En una entrevista con este diario, Castillo comentó en febrero que la pacificación de Michoacán requeriría de cortar las fuentes de financiamiento de los cárteles de la droga. Explicó que aunque la Marina Armada ya controlaba las importaciones a través del puerto de Lázaro Cárdenas, se buscaría también revisar las exportaciones. De igual forma, el comisionado anunció desde entonces que serían revisadas todas las concesiones de minas en el Estado.