PANAmÁ

Sacyr y Panamá llegan a un acuerdo para resolver la crisis del Canal

El grupo constructor español sufre un impacto de 127 millones en sus cuentas

San José (Costa Rica) / Madrid - 28 feb 2014 - 20:05 UTC
Vista de las obras del Canal de Panamá el pasado 21 de febrero.
Vista de las obras del Canal de Panamá el pasado 21 de febrero.alejandro bolívar / efe

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y las empresas constructoras que forman el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por Sacyr, han llegado a un acuerdo para resolver la crisis que llegó a paralizar durante 15 días las obras de expansión de la vía acuática. El pacto establece una minuciosa arquitectura financiera para lograr continuar con los trabajos y que el proyecto finalice en diciembre de 2015. En esencia, el acuerdo pasa porque las partes inyecten 100 millones cada una mientras la aseguradora Zurich convertirá la fianza de 400 millones de dólares en un préstamo, que en la parte correspondiente a Sacyr contará con garantía de la pública Cesce.

Ambas partes informaron de que se ha llegado a "un acuerdo conceptual final para resolver los problemas de financiación que afectan al proyecto”. Jorge Quijano, administrador de la ACP, puntualizó que el pacto está sujeto a la documentación, revisión y firma final por las partes”, dijo. El acuerdo final se parece mucho a la última propuesta presentada por el consorcio compuesto por Sacyr, la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana.

El pleito estalló el 1 de enero pasado cuando el consorcio de empresas advirtió de que suspendería los trabajos si la Autoridad se negaba a financiar 1.600 millones de dólares (unos 1.200 millones de euros) por gastos adicionales imprevistos.

La empresa estatal informó este jueves de que el consorcio “inyectará” 100 millones de dólares (73 millones de euros) y la Autoridad “adelantará” una cantidad similar, lo que “permitirá alcanzar el ritmo normal de las obras” en marzo. Asimismo, “la moratoria de los pago adelantados se podrá extender” hasta 2018. Los adelantos de la Autoridad suman 748 millones de dólares (545 millones de euros) de anticipo a las constructoras.

Según el pacto anunciado este jueves, “la fianza de cumplimiento" de 400 millones de dólares (290 millones de euros) “solo podrá ser liberada por (la aseguradora) Zürich, para la obtención de un financiamiento que permita completar la obra”. Uno de los elementos esenciales del acuerdo es que las dos partes acordaron que 12 compuertas que están en Italia, vitales en las esclusas, “deben estar en Panamá para diciembre de 2014”. La nueva fecha de finalización es diciembre de 2015 y, según Quijano y las empresas, entre el 65% y el 70% de la obra está concluido.

Los problemas con el reconocimiento de sobrecostes en el Canal de Panamá están entre las razones que han llevado a Sacyr a apuntarse unas pérdidas de 127 millones de euros después de impuestos en relación con el proyecto. La empresa explica que no se ha tenido en cuenta el retorno positivo que se obtendrá en las resoluciones de los arbitrajes futuros, "ya que se ha sido muy cauteloso en la estimación del éxito que se obtendrá en dichos arbitrajes". Hasta el año pasado, la empresa se había ido apuntando como ingresos todos los sobrecostes que reclamaba.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Sacyr ha sufrido otros extraordinarios en sus cuentas. El grupo ha puesto a cero el valor de Vallehermoso al igualar el valor de los activos al de la deuda al desconsolidarlo y clasificarlo como activo para la venta, lo que ha supuesto una provisión de 168 millones antes de impuestos. Además, se ha saneado parte del escudo fiscal por un importe de 246 millones y se ha realizado un ajuste de 58 millones por los recortes a las energías renovables. Con todo ello, Sacyr cerró 2013 con unas pérdidas de 495,9 millones. El grupo constructor que preside Manuel Manrique destaca que esas provisiones no tienen efecto directo en la caja y que sin esos impactos, el resultado neto del grupo en 2013 hubiera sido de 103 millones positivos con un resultado bruto de explotación de 585 millones.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50