Snowden acepta someterse a las preguntas del Parlamento Europeo

El analista hablará sobre las prácticas de la NSA a través de un vídeo grabado o por escrito

Fragmento de un vídeo de Edward Snowden el pasado mes de octubre en Moscú, distribuido por Wikileaks.
Fragmento de un vídeo de Edward Snowden el pasado mes de octubre en Moscú, distribuido por Wikileaks.

El filtrador del espionaje a gran escala orquestado por Estados Unidos, Edward Snowden, ha aceptado la invitación del Parlamento Europeo para someterse a sus preguntas. El exanalista de la NSA (agencia de seguridad estadounidense, por sus siglas en inglés) dará explicaciones a la Eurocámara, pero no mediante una conferencia interactiva, como habían pedido los diputados, sino a través de un vídeo grabado o por escrito, según las indicaciones que ha remitido el abogado de Snowden a la Comisión de Libertades de la Eurocámara, en una carta a la que ha tenido acceso EL PAÍS.

“El señor Snowden está preparado para contribuir a una revelación completa de la situación y a testificar ante el Comité de Libertades [del Parlamento]”, asegura el abogado Wolfgang Kaleck en un escrito remitido a la cámara, sin membrete ni firma personal, y fechado el 6 de febrero en Berlín. El documento enfatiza que los eurodiputados no deben esperar recibir nueva información, pero que está dispuesto a hablar “sobre la autenticidad de los documentos y sobre prácticas institucionales”, presumiblemente las de la NSA.

La posibilidad de dialogar con el extrabajador de la NSA era la condición que pedían los diputados del Partido Popular Europeo para votar a favor de esa comparecencia. La respuesta dada por el abogado de Snowden, que alega motivos de seguridad para que su cliente no acuda a la Eurocámara ni se conecte en directo, probablemente revertirá el sentido del voto del PPE, que ahora será contrario a la comparecencia. No obstante, el apoyo del resto de eurodiputados presentes en esa comisión (socialdemócratas, izquierda unitaria, liberales y verdes) garantizan el visto bueno a la intervención de Snowden, cualquiera que sea el formato.

Se trata de las primeras explicaciones que ofrecerá Snowden en una institución europea. La iniciativa para dar voz en la Eurocámara al responsable de haber filtrado todos los detalles del espionaje en Estados Unidos irritó a Washington, que considera al exanalista —ahora refugiado en Moscú— como un delincuente. La iniciativa provocó a finales de año los reproches de una delegación de congresistas estadounidenses que acudieron a Bruselas para ofrecer su versión de los hechos a los eurodiputados y que acababan de conocer las intenciones de la cámara comunitaria.

Los coordinadores de los grupos parlamentarios se reunirán el próximo martes para decidir la fecha y el formato que le propondrán a Snowden y la Comisión de Libertades deberá votar al día siguiente sobre esa medida. La comparecencia no podrá ser antes del 12 de marzo, cuando todos los eurodiputados deberán pronunciarse en pleno sobre la conveniencia de escuchar al exempleado de la NSA. Lo más probable es que la iniciativa sea aceptada.

Más allá de las respuestas que dé Snowden, los diputados de esa comisión han aprobado esta tarde un informe muy duro con la gestión del caso de las escuchas masivas. El texto, redactado por el socialdemócrata británico Claude Moraes, pide a la Comisión Europea que suspenda el acuerdo Swift (intercambio de datos entre EE UU y la UE sobre transacciones financieras en el marco de la lucha contra el terrorismo). La Eurocámara sospecha que ese canal ha podido utilizarse para fines de vigilancia a europeos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

El texto también exige suspender otro acuerdo clave en los intercambios entre los dos bloques: el llamado safe harbour (puerto seguro), que facilita a unas 3.000 empresas de ambos territorios compartir datos en un marco supuestamente sin filtraciones. Los eurodiputados consideran que el episodio de espionaje no permite mantener la confianza en la seguridad de ese instrumento.

El Parlamento Europeo es la institución que ha ofrecido una respuesta más contundente al espionaje estadounidense en todo el continente (aunque también es el organismo que tiene menos competencias para tomar medidas). El Partido Popular, mayoritario en la Eurocámara, no apoya la idea de suspender el trasvase de datos dentro del marco de la lucha antiterrorista, lo que ha condicionado buena parte de los votos emitidos al informe, que se ha aprobado con 33 a favor, siete en contra y 17 abstenciones.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50