Las maniobras militares de EE UU y Seúl elevan la tensión en la península coreana

Los ejercicios amenazan las reuniones de familias del Norte y el Sur previstas para este mes El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, inicia el jueves en Seúl una gira asiática

Marines de Estados Unidos y Corea del Sur durante unas maniobras conjuntas en abirl de 2013 en Pohang, 270 km al suresste de Seúl.
Marines de Estados Unidos y Corea del Sur durante unas maniobras conjuntas en abirl de 2013 en Pohang, 270 km al suresste de Seúl.JUNG YEON-JE (AFP)

Corea del Sur y Estados Unidos realizarán sus maniobras militares anuales conjuntas del 24 de febrero al 18 de abril, según ha asegurado este lunes el Mando de Fuerzas Combinadas (CFC, en sus siglas en inglés). Las fechas se superponen con las previstas para la reanudación de las reuniones de las familias del Norte y el Sur separadas por la guerra de Corea (1950-1953) –del 20 al 25 de febrero- en Monte Kumgang, un centro turístico en la costa nororiental norcoreana.

Un total de 12.700 soldados estadounidenses participarán en los ejercicios militares Key Resolve y Foal Eagle, calificados por Pyongyang de ensayo de invasión. Corea del Norte, que ha sido informada de las maniobras, ha pedido repetidamente este año su cancelación, y ha llegado a amenazar con un “holocausto inimaginable” si siguen adelante. El mando conjunto ha asegurado que los ejercicios son de naturaleza “no provocadora”, y según responsables de Defensa de Estados Unidos en esta ocasión serán de menor envergadura y no incluirán portaaviones, en un intento de reducir tensiones.

Las prácticas armadas ponen en peligro la celebración de las reuniones de miembros de familias separadas durante décadas. Los encuentros fueron acordados el miércoles de la semana pasada, aunque al día siguiente Pyongyang amenazó con cancelarlos, debido, según dijo, al vuelo de un bombardero B-52 e informaciones “difamatorias” en la prensa del Sur.

La presidenta surcoreana, Park Geun-hye, ha urgido al Gobierno de Kim Jong-un a que respete el acuerdo por el bien de los miembros de las familias, muchos de los cuales son ancianos y temen morir sin llegar a ver a sus parientes. El Norte canceló reuniones similares en septiembre pasado, cuatro días antes de su celebración, por la “hostilidad” del Sur. Se teme que en esta ocasión vuelva a hacerlo.

La tensión en la península coreana será uno de los puntos principales de la gira asiática que inicia el jueves en Seúl el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y que le llevará también a China e Indonesia.

Key Resolve dura 11 días y consiste principalmente en ejercicios simulados por ordenador. Foal Eagle, sin embargo, tiene lugar a lo largo de ocho semanas, en incluye prácticas aéreas, terrestres y navales. El año pasado, las maniobras conjuntas unidas a las sanciones de la ONU por la prueba atómica realizada por Pyongyang en febrero, provocaron una dura respuesta del Norte, como la amenaza de ataques atómicos y de misiles contra Estados Unidos y Corea del Sur. Washington respondió con el vuelo de bombarderos nucleares sobre la península coreana.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El anuncio de la fecha de las maniobras se produce después de que este fin de semana Corea del Norte anulara la visita de Robert King, responsable estadounidense para las negociaciones con el país asiático. King tenía previsto viajar a Pyongyang para discutir sobre la liberación de Kenneth Bae, un estadounidense de origen coreano, detenido en el Norte desde hace 15 meses.

El Gobierno norcoreano no ha explicado el motivo de la suspensión del viaje, pero el Departamento de Estado estadounidense mostró el domingo su decepción por la medida e insistió que Pyongyang prometió el año pasado que no utilizaría a Bae como “moneda de cambio política”.

Bae, un operador turístico de 45 años, que ha sido descrito por un tribunal norcoreano como un cristiano evangelista militante, fue detenido en noviembre de 2012 y sentenciado posteriormente a 15 años de trabajos forzosos por intentar derrocar al Gobierno.

Washington afirmó el viernes que Bae había sido traslado del hospital en el que se encontraba de vuelta a un campo de trabajo el 20 de enero. En agosto del año pasado, el Norte canceló también una invitación a King para visitar el país y hablar sobre la situación del misionero.

Corea del Sur ha advertido que el Norte puede estar planeando alguna acción provocadora que coincida con las maniobras militares. Imágenes de satélite recientes sugieren que Pyongyang ha casi finalizado la ampliación de su principal plataforma de lanzamiento de satélites, lo que podría permitir el disparo de un cohete de largo alcanza el mes que viene. En diciembre de 2012, puso en órbita un satélite, mediante un lanzamiento que provocó la ira de la comunidad internacional, la cual aseguró que se trató de la prueba disfrazada de un misil balístico. El Ministerio de Defensa surcoreano ha afirmado este lunes que el campo de pruebas nucleares más importante norcoreano se encuentra en condiciones operativas, aunque no hay indicios de que vaya a llevar a cabo un ensayo inminente. El tercero y mayor realizado por el país asiático tuvo lugar en febrero del año pasado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción