Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un líder del Automaidán desaparecido es hallado con signos de tortura

HRW denuncia decenas de casos de ataques policiales contra periodistas y médicos. La ONU pide una investigación rápida e independiente de las muertes de manifestantes

El líder de la oposición ucrania, Vitali Klitschko, habla con uno de sus compañeros, Bulátov, en el hospital. / Reuters-LIVE! / Reuters

Dmitri Bulátov, el líder del grupo Automaidán de Kiev (especializado en hacer escraches con automóviles), que había desaparecido el día 22, fue hallado en los alrededores de Kiev con señales evidentes de que ha sido torturado. Le han cortado una oreja, le han acuchillado todo el cuerpo e incluso tiene signos de que intentaron crucificarle. Bulátov, de 35 años y padre de tres hijos, pidió ayuda a unos campesinos para llamar a sus amigos.

“Pese a que en mi cuerpo no hay ni un solo lugar sano, pese a que me han rajado la cara y que me prometieron sacarme los ojos, pese a que me han cortado un trozo de oreja, pese a que me crucificaron clavándome a una puerta con clavos, pese a todas estas cosas, quiero decirles que no nos asustarán y que no tenemos intención de pararnos”, explicó Bulátov.

Según ha relatado, fue secuestrado y torturado por unos hombres con acento ruso. Tras dejarle abandonado en medio de las gélidas temperaturas la noche del jueves, consiguió caminar hasta un pueblo y llamar a sus amigos. Estos le llevaron a una clínica de Kiev donde permanece internado y ante la que varios diputados de la Rada montan guardia para evitar que pueda ser secuestrado de nuevo.

Uno de los amigos de Bulátov, Serhiy Poyarkov, añadió que los secuestradores, que tuvieron al líder de Automaidán “sin alimentos en los últimos días”, querían “saber de dónde proceden” los fondos con que se financian los opositores por lo que “le torturaron durante mucho tiempo”, ha indicado.

La policía ucrania ha dictado orden de arresto contra Bulátov y otros opositores por “disturbios masivos” y según un diputado del partido Patria, Mikola Kniazhitski, seis agentes se desplazaron al hospital para tratar de detenerle. La policía entretanto baraja que el supuesto rapto de Bulátov haya sido en realidad una “provocación” para “enfadar a la sociedad”, según fuentes de la investigación.

Bulátov desapareció un día después de que otro opositor, Yuri Verbistsi, fuera hallado muerto en un bosque próximo a Kiev. La Alta Representante de Política Exterior y Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, recordó este viernes el caso de Verbistsi al conocer las supuestas torturas a Bulátov, por las que se mostró “horrorizada”.

Tanto la Oficina del Alto Comisionado de la ONU como la organización no gubernamental Amnistía Internacional pidieron investigaciones rápidas e independientes de las muertes, secuestros y torturas en Ucrania. Este viernes se conoció que Human Rights Watch tiene documentados al menos 13 casos de ataques policiales contra periodistas y médicos durante los disturbios de las últimas semanas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >