Malta aumenta los requisitos para lograr la ciudadanía

Los extranjeros no comunitarios deberán residir al menos un año en la isla para obtener el pasaporte Los solicitantes también deberán invertir un mínimo de 1,15 millones de euros

El primer ministro maltés anuncia los nuevos requisitos.
El primer ministro maltés anuncia los nuevos requisitos.DARRIN ZAMMIT LUPI (REUTERS)

Malta ha cedido a la presión de la Unión Europea y ha endurecido los requisitos para conceder a extranjeros extracomunitarios un pasaporte maltés y, por extensión, plena libertad de movimiento por la UE y el espacio Schengen, al que la isla pertenece. La nueva condición es que los candidatos residan al menos un año en el país, algo que no contemplaban los borradores anteriores de la ley, denominada Programa de Inversor Individual (IIP, en sus siglas inglesas) y conocida más popularmente como “ciudadanía por dinero” (cash for citizenship, en inglés) .

El nuevo requisito fue hecho público este miércoles por las autoridades maltesas, en un comunicado conjunto con la Comisión Europea. Además, como contemplaban los borradores previos de la ley, los solicitantes deberán invertir un mínimo de 1,15 millones de euros en la isla para conseguir el pasaporte, en adquisición de bonos, acciones o inmuebles. En los textos previos no figuraba el requisito de la residencia; sólo la compra de una vivienda que podía ser alquilada a continuación.

Parlamentarios europeos habían criticado el esquema de ciudadanía de Malta, por no hablar de la fiera resistencia que la iniciativa del gubernamental Partido Laborista (socialista) se había granjeado entre la ciudadanía de la isla. El primer ministro, Joseph Muscat —que inició su carrera como europarlamentario y fue prohijado políticamente por Martin Schulz, presidente del Eurocámara—, presentó la medida como una forma de recaudar dinero y evitar así una subida de impuestos a los contribuyentes.

La ciudadanía maltesa da plena libertad de movimientos por la UE y por el espacio Schengen

El nuevo texto estipula que no se expedirá “ningún certificado de naturalización hasta que el solicitante certifique que reside en Malta durante un periodo de al menos 12 meses inmediatamente anterior al día que se expida el documento de ciudadanía”. El requisito es la traducción legal del “genuino vínculo con el país” que debe probar el extranjero, algo que solicitaban con insistencia la oposición conservadora y buena parte de la opinión pública.

El programa “ciudadanía por dinero” estaba inicialmente limitado a 1.800 personas, aunque el Gobierno de La Valeta estudia aumentar el cupo. La iniciativa está siendo gestionada por la consultora Henley and Partners, radicada en el paraíso fiscal de Jersey.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS