Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juego de espejos entre Chile y Perú en vísperas del fallo de La Haya

Ambos países se copian los gestos políticos y diplomáticos mientras aguardan el dictamen que zanjará su conflicto territorial

La canciller peruana, con la gobernadora de Tacna y otras autoridades.
La canciller peruana, con la gobernadora de Tacna y otras autoridades. EFE

La espera de la decisión de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que el próximo lunes se pronunciará sobre el límite marítimo entre Chile y Perú, está produciendo gestos políticos semejantes, a manera de espejo, en ambos países. El presidente de Chile, Sebastián Piñera, convocó el miércoles 15 al Consejo de Seguridad Nacional (Cosena), una instancia consultiva del jefe de Estado, para analizar el pasado lunes el escenario en torno al fallo. Para el mismo día estaba programada en Lima una cita del presidente peruano Ollanta Humala con los exmandatarios Alejandro Toledo y Alan García con el fin de abordar el mismo tema; sin embargo, por la tarde el jefe de Estado peruano también se reunió con el Consejo de Defensa Nacional, parecida al Cosena.

El Cosena no se reunía en Chile desde 2005, cuando abordó la cuestión del límite marítimo con Perú, y algunos medios chilenos criticaron el llamado a esa instancia porque de ese modo se militarizaba un tema que ambos países han cuidado de no vincular con las fuerzas armadas, desde 2008, cuando Perú llevó la demanda a La Haya.

El martes 14, el canciller chileno Francisco Moreno anunció su viaje con el ministro de Economía, a Arica, la ciudad chilena que hace frontera con Tacna (Perú): ambos son puertos y conforman la zona de pesca que sería afectada por la sentencia de la CIJ. Un par de días después, se supo en Lima que la ministerio de Relaciones Exteriores de Perú haría lo propio.

El martes, Rivas pasó ocho horas en Tacna para llevar un mensaje de calma en la frontera y, como Moreno en la víspera, dialogó con representantes de dos asociaciones de pescadores (de Vila Vila y Morro Sama) y, por separado, con autoridades regionales y municipales.

“Salga como salga, el fallo va a servir para que nosotros pasemos la página y miremos hacia adelante el desarrollo de ambos pueblos. Veo con mucho orgullo que entre Tacna y Arica hay mucha hermandad, que es lo importante”, dijo la ministra a periodistas locales sedientos de información.

Rivas aludía a una zona donde se registran anualmente cinco millones de pasos fronterizos. El 10 de enero, los alcaldes de Tacna y Arica, Fidel Carita y Salvador Urrutia, firmaron una declaración conjunta invocando a esperar el fallo con mesura y destacaban sus lazos de “hermandad y amistad”.

Si bien Tacna y Arica están integradas por el comercio, los servicios de salud, la gastronomía, y la residencia de familias en ambos lados de la frontera, la zona marítima es un espacio difícil, en especial, para los pescadores peruanos, y más para los informales.

En Navidad, 12 pescadores peruanos fueron detenidos por las autoridades en aguas chilenas y desde entonces permanecen en Arica, donde deben pagar una multa antes de dejar el país. Aunque señalaron que la corriente los había arrastrado y alegaban que no tenían instrumentos de medición, fueron sancionados. Por gestiones consulares de Perú, los pescadores están ahora en un albergue en mejores condiciones que la reclusión de las dos primeras semanas.

La canciller peruana junto con representantes del ministerio de Producción –con atribución en pesca– ofrecieron a los pescadores entregarles instrumentos (spots) de navegación para evitar hechos similares, sin embargo, ello requiere que antes se formalicen. Ello, además, permitiría que la Capitanía de Puertos de Perú los controle y los asista, si fuera necesario.

Peruanos y chilenos que hacían cola este martes en la Embajada de Chile en Perú, entrevistados por Canal N, comentaron que esperaban que todo siga igual después del 27 de enero. Un chileno dijo que al día siguiente de la sentencia “Todos tienen que buscar su luca” (ganarse el dinero, mil pesos). Chile ha anunciado que su ministro de Interior, Andrés Chadwick, esperará la lectura del fallo este lunes 27 en Arica: los periodistas preguntaron a Eda Rivas quién del Ejecutivo viajaría a Tacna para acompañarlos, pero Lima aún no ha decidido. Está pendiente además que los presidentes Piñera y Humala precisen a qué hora darán su mensaje después de analizar la sentencia. El juego de espejos podría seguir.

Más información