Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yanukóvich se encuentra con Putin para discutir el nuevo acuerdo estratégico

Ucrania prepara un tratado que la acercará a Rusia mientras miles de proeuropeos protestan contra el presidente en Kiev

Reunión entre los Gobiernos chino y ucranio, este viernes en Pekín.
Reunión entre los Gobiernos chino y ucranio, este viernes en Pekín. EFE

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el de Ucrania, Víctor Yanukóvich, trataron sobre la preparación del acuerdo de asociación estratégica entre sus dos países en Sochi, donde el líder ucranio hizo una breve escala de vuelta a su país, procedente de China.

En las calles de Kiev esperan a Yanukóvich miles de ciudadanos indignados que protestan por el frenazo en la política proeuropea, la represión policial contra manifestantes pacíficos y la falta de explicaciones de los dirigentes.

Putin y Yanukóvich trataron sobre temas de colaboración económica y comercial y también sobre la preparación del tratado de asociación estratégica bilateral, según informó el servicio de prensa del presidente de Ucrania, sin dar más detalles. Por su parte, el servicio de prensa del Kremlin señaló que los dos líderes debatieron cuestiones actuales de las relaciones bilaterales ruso-ucranianas y también cuestiones vinculadas con la próxima reunión de la comisión bilateral ruso-ucranian que tendrá lugar en Moscú. Rusia y Ucrania firmarán el tratado de asociación estratégica el 17 de diciembre, según ha señalado una fuente bien informada.

El pasado 21 de noviembre, Ucrania anunció que congelaba la firma del acuerdo de Asociación con la UE, que debería haber sido firmado el 29 de noviembre en la cumbre de la UE en Vilnius. El motivo aducido para frenar un proceso en el que ambas partes habían trabajado durante varios años fue la falta de compensaciones por las pérdidas que el citado acuerdo ocasionaba a las relaciones comerciales y económicas de Ucrania con Rusia. Desde el pasado verano, el Kremlin ha sometido a Ucrania a una dura política de restricciones, que ha perjudicado especialmente a las regiones industriales del Este del país, el feudo electoral del presidente. Yanukóvich pedía 165.000 millones de euros a la UE para hacer frente a la adaptación de su economía a la de la Unión Europea.

Ucrania se encuentra en una grave situación financiera, con escasas reservas de divisas, sin haber aprobado el presupuesto de 2014 y cargada con el enorme lastre de los altos precios del gas que compra a Rusia. Citando una fuente del gobierno ruso, el semanario Zérkalo Nedelii señalaba el viernes que Kiev y Moscú mantienen intensas conversaciones y se preparan para poner en marcha un conjunto de medidas urgentes. El jueves, el ministro de Finanzas de Ucrania, Yuri Kolobov, mantuvo conversaciones en Moscú sobre la concesión de un crédito de un mínimo de 12.000 millones de dólares (8.750 millones de euros). Según Zérkalo Nedelii, Alexéi Miller, el presidente de Gazprom, el monopolio exportador del gas ruso, se reunió con Serguéi Kúrchenko, jefe de la compañía energética ucraniana VETEK, para estudiar la firma de un contrato para suministrar a esta compañía 10.000 millones de metros cúbicos de gas al precio de 210-230 dólares por mil metros cúbicos. Kúrchenko, un veinteañero procedente de la ciudad de Járkov, es el oligarca de los nuevos tiempos en Ucrania. Esta figura protegida por el régimen de Yanukóvich se ha convertido en multimillonario en un tiempo récord. Y Gazprom, que le vende a Ucrania a más de 400 dólares por mil metros cúbicos, está dispuesto aparentemente a dárselo a mitad de precio a Kurchenko. Yanukóvich ha manifestado que los documentos que han sido firmados durante su visita a China aseguran a Ucrania un total de 8.000 millones de dólares (5.840 millones de euros) de inversiones en Ucrania.