México orquesta un controvertido rescate financiero al magisterio

El presidente Enrique Peña Nieto ha presentado un polémico programa de reestructura de créditos para un sector que necesita para llevar a buen puerto su reforma educativa

El presidente de México, Enrique Peña Nieto
El presidente de México, Enrique Peña NietoU. Ruiz Basurto (EFE)

El Gobierno Mexicano ha extendido la mano para aliviar financieramente a 300.000 maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. La ayuda, solicitada por Juan Díaz, líder del SNTE, será brindada por la banca de desarrollo, que refinanciará los créditos de los docentes con un fideicomiso de 5.000 millones de pesos (382 millones de dólares) que comenzará a operar antes de que termine el 2013. El anuncio, realizado el jueves pasado, ha despertado suspicacias por lo que algunos consideran el rescate a un sector del sindicato de más de un millón de agremiados que llega justo en el momento en que la administración del presidente Enrique Peña Nieto negocia la implementación total de una ambiciosa reforma educativa, que ha sido resistida por sectores magisteriales con protestas en varias partes del país.

El anuncio se hizo el jueves pasado en el Estado de México, entidad que gobernó Peña Nieto, con un pomposo y concurrido evento donde el presidente fue aplaudido y loado por los dirigentes sindicales de todas las secciones del país. Nadie en la administración federal quiere usar la palabra rescate para definir el programa. “Cuando rescatas a un náufrago es cuando el barco se hundió. En este caso todos están pagando. No habrá un solo acreditado del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (BANSEFI) que no pague”, argumenta Jorge Estefan Chidiac, presidente del banco que absorberá la cartera de deudores. Y agrega: “No es un rescate porque es un programa que no requiere subsidio, ni usará recursos públicos. Solo refinanciará los créditos vigentes de las SOFOMES”.

Las SOFOM (Sociedades Financieras de Objeto Múltiple, Entidades no reguladas) se han convertido en un prolífico negocio. Setenta de estas sociedades fueron creadas entre 1996 y 2006. Hoy hay más de 4.000. Han ocupado el vacío de los bancos ofreciendo préstamos a individuos que no serían sujetos de crédito. “Muchas o algunas SOFOM no consultaban o recurrían al buró de crédito, lo que ha orillado a que algunos de sus clientes se hayan endeudado”, comenta Mario Di Constanzo, presidente de una comisión que defiende a los usuarios de servicios financieros.

Estos créditos personales se otorgan sin garantías colaterales. Se recuperan a través de descuentos en las nóminas de los trabajadores. Esto, supuestamente, aumenta el riesgo de la cartera y provoca que la mayoría de los préstamos se hagan con tasas de interés entre el 60 y 70 por ciento. Algunas han llegado incluso a cobrar un 188 por ciento, según Estefan Chidiac.

El jueves pasado, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, ejemplificó esto con el caso de un docente de Colima, un estado en el Pacífico: “El crédito de un maestro es de 110.000 pesos (8.400 dólares). Bajo las condiciones actuales el maestro está pagando una tasa de 43 por ciento, lo que ocasiona un descuento mensual en su recibo de nómina de 6.945 pesos (531 dólares)”. Si ese mismo maestro se acogiera al programa de refinanciamiento, que disminuye la tasa al 18 por ciento a pagar en 30 meses, su descuento mensual sería de 4.500 pesos (344 dólares), según los cálculos del ministro.

Un rescate que deja dudas

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La prensa mexicana ha llamado ‘Profeproa’ al rescate de estos profesores en una alusión al Fondo Bancario de Protección al Ahorro (FOBAPROA), un programa implementado por el Gobierno para absorber créditos incobrables después de la macro crisis registrada en 1995 cuyos efectos internacionales fueron conocidos como El efecto tequila. Hoy, hay quien asegura que el alivio financiero es para las SOFOM. El periodista especializado en temas políticos y económicos, Alberto Aguirre, es uno de ellos.

En el periódico ‘El Economista’ asegura que en realidad el rescate no es para el magisterio sino para los prestamistas, que quedarían amparados si en el marco de la reforma educativa algunos maestros perdieran su trabajo y se vieran imposibilitados para pagar sus deudas.

Aguirre, autor de un libro sobre la líder magisterial Elba Esther Gordillo, apresada por la administración actual en febrero de este año, asegura que las SOFOM “ni siquiera tendrán que emprender acciones legales contra maestros deudores o los terceros obligados, que en muchos de los créditos vigentes son las autoridades estatales”.

Lo escrito por Aguirre coincide con el mensaje, realizado el jueves pasado, por el secretario de Hacienda para las empresas dedicadas a los préstamos: “No tendrán ningún quebranto. Recibirán el dinero que hoy les adeudan los maestros en su integridad”. Pero esas palabras no fueron suficientes para dar tranquilidad. El director de BANSEFI confiesa que algunos directivos de estas sociedades se han acercado “preocupados por el tema”.

Di Constanzo enlista una serie de sociedades que llevan años prestando dinero a los maestros del SNTE con altas tasas de interés. Destacan entre ellas Financiera Fortaleza, que cobra intereses de entre 69.8 y el 85 por ciento. Otra es Financiera Maestra, que a través de la página de internet de Crédito Maestro ofrece dinero fácil a maestros del SNTE, del Instituto Mexicano del Seguro Social y otros empelados del Gobierno. Para conseguir desde 2.000 (153 dólares) y hasta 200.000 pesos (15.300 dólares) únicamente solicitan una copia de una identificación oficial y un recibo del pago de salario.

Financiera Maestra nació en 2007 de las cenizas del Grupo OFEM, una compañía cuyo nombre era un acrónimo de Oliver Fernández Mena, un ex tenista profesional y capitán del equipo mexicano de Copa Davis. El Grupo tenía como socios, además de Fernández Mena; a Juan Pablo Montiel, hijo de Arturo Montiel, exgobernador del Estado de México y Ernesto Zedillo Velasco, vástago de Ernesto Zedillo, expresidente de México, según publicó el diario Reforma en 2009.

Antes de conformar Financiera Maestra los jóvenes empresarios enfrentaron problemas legales. En 2006, la empresa Belumex, que vendía electrodomésticos a burócratas de los estados de México (entonces gobernado por Enrique Peña Nieto) y Guerrero, los demandó por fraude. Posteriormente les otorgó el perdón. Dos años más tarde regresaron a los tribunales después del fracasado intento de fundar una aerolínea. El abogado Salvador Rocha Díaz, durante ese proceso en 2008, cuestionó cómo una SOFOM tan joven había registrado un crecimiento tan acelerado en escaso tiempo.

Los funcionarios del Gobierno niega que se trate de un rescate dual, a maestros y a SOFOMES. “No se trata de quitarles el negocio. Se trata de apoyar a los maestros. Es mandar una señal que se pueden operar créditos más baratos. Pensamos que las tasas deben ser menores”, concluye Estefan Chidiac.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS