El OIEA certifica un parón del programa nuclear iraní

La pausa supone un cambio respecto a las revisiones anteriores que reflejaban un aumento de la capacidad para enriquecer uranio

El presidente de Irán, Hassan Rohaní. EFE/Archivo
El presidente de Irán, Hassan Rohaní. EFE/ArchivoEFE

Irán ha frenado la expansión de su programa nuclear durante los últimos tres meses, según el último informe del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) entregado hoy a los 35 miembros de su directorio. La pausa, que coincide con la llegada al Gobierno de Hasan Rohani, supone un cambio respecto de las revisiones anteriores que rutinariamente reflejaban un aumento de la capacidad para enriquecer uranio, el aspecto más controvertido del empeño atómico iraní.

Sólo cuatro nuevas centrifugadoras se han sumado a la actividad en la planta de enriquecimiento de Natanz, según el informe del que se hacen eco las agencias de noticias. El texto también asegura que Irán no ha comenzado a instalar las centrifugadoras de nueva generación IR-2M y que “ningún componente importante” se ha instalado en el reactor de plutonio que se construye en Arak.

Sólo cuatro nuevas centrifugadoras se han sumado a la actividad en la planta de enriquecimiento de Natanz

Esos dos extremos preocupan especialmente a Estados Unidos y sus aliados porque un aumento o mejora de las centrifugadoras reduce el tiempo para tener suficiente material fisible para una bomba. Y el plutonio obtenido en Arak podría constituir otra vía para alcanzar el mismo objetivo.

Los inspectores del OIEA, que trimestralmente dan cuenta de la marcha del programa iraní, constatan que la cantidad de uranio refinado al 20% ha aumentado ligeramente desde agosto hasta alcanzar los 196 kilos. Sin embargo, se mantiene por debajo de los 250 kilos que los especialistas estiman necesarios para obtener una bomba si se sigue enriqueciendo hasta el 90%. Los portavoces iraníes han negado consistentemente que esa sea su intención.

Es el primer informe de este tipo desde que Rohani asumió la presidencia el 4 de agosto. El anterior, publicado a finales de ese mes, correspondía a los últimos meses de su predecesor, Mahmud Ahmadineyad. Durante sus ocho años de gobierno, la comunidad internacional ha sancionado duramente a Irán por su empeño nuclear. El nuevo mandatario ha hecho de la solución al contencioso nuclear uno de los ejes de su programa. Con ese objetivo, Irán volverá a reunirse con las grandes potencias el próximo día 20.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50