Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso de EE UU escucha por primera vez a víctimas de ‘drones’

Una familia paquistaní ha relatado la muerte de su matriarca y ha pedido el fin de este tipo de ataques.

Los legisladores que han asistido han criticado esta estrategia

Nabila Rehman, de nueve años, y su hermano Zubair, de 13, testifican en el Capitolio.
Nabila Rehman, de nueve años, y su hermano Zubair, de 13, testifican en el Capitolio. AFP

“Escuché un grito. Todo se volvió negro. Empecé a correr pero vi que tenía sangre en la mano. Traté de vendármela, pero no paraba de sangrar”. Entre susurros, con voz tímida y tocada con un velo azul con flores amarillas Nabeela ur-Rehman, una niña paquistaní de nueve años, ha relatado este martes en el Congreso cómo el 24 de octubre de 2012 un ataque con drones sobre la región del Norte de Waziristan acabó con la vida de su abuela de 68 años, Mamana Bibi, he hirió a varios de sus hermanos. Se trata de la primera vez que los congresistas y senadores de Estados Unidos han tenido la oportunidad de escuchar a víctimas inocentes de los bombardeos con aviones no tripulados dirigidos por la CIA.

Solo cinco legisladores, todos demócratas, han estado presentes en una vista en la que Nabeela, su hermano Zubair, de 13 -que fue hospitalizado primero en Islamabad y, debido al alto coste, después a Peshawar, para que le quitaran la metralla que se incrustó en su pierna- y su padre, Rafiq ur-Rehman, un profesor de escuela, han contado en urdu no sólo lo que le sucedió a su familia hace más de un año, sino cómo ha cambiado la vida de su comunidad y de la región, la que más ataques con drones soporta del país debido a la alta presencia de talibanes, desde que Washington adoptó esta nueva estrategia de lucha antiterrorista.

Ya no me gustan los cielos azules, prefiero cuando están plomizos porque entonces no vuelan los 'drones”

Zubair ur- Rehman

“Ya no me gustan los cielos azules, prefiero cuando están plomizos porque entonces no vuelan los drones”, ha reconocido Zubair, vestido con el traje típico de su tribu. Su padre ha pedido el fin de este tipo de ataques indiscriminado y justicia para las víctimas inocentes. “Ustedes viven sin miedo en Estados Unidos y yo deseo que mis hijos puedan crecer en ese mismo ambiente”, ha señalado Rafiq. “Pido a los americanos que nos traten cómo iguales, que se aseguren de que su Gobierno nos reconoce los mismos derechos humanos que hace con sus propios ciudadanos. Esta matanza indiscriminada debe terminar y debe hacerse justicia con aquellos inocentes que han sufrido a manos de personas injustas”, ha señalado Rafiq, cuya intérprete ha debido interrumpir varias veces su traducción presa del llanto.

Los congresistas que han asistido a la audiencia se han mostrado muy críticos con la estrategia de uso de drones. “La política agresiva de aviones no tripulados es contraproducente y nos hace menos seguros”, ha señalado el representante demócrata por Florida, Alan Grayson, que es quien ha promovido la celebración de esta vista. Grayson ha afirmado que este tipo de bombardeos provocan “matanzas extrajudiciales”, pero, sin embargo, ha eludido calificarlos de crímenes de guerra por considerar que esas muertes “no son deliberadas”.

Los miembros de la familia Rehman son las únicas víctimas inocentes de los ataques con drones llevados a cabo por EE UU en Pakistán que han podido viajar hasta este país para poder relatar su historia. Estaba previsto que su abogado, Shahzad Ahkbar, acompañara a los Rehman en su visita al Capitolio, pero el Departamento de Estado le ha denegado el visado. Ahkbar representa a más de un centenar de supervivientes de bombardeos de aviones no tripulados de la CIA que han demandado al Gobierno estadounidense y al paquistaní por estas prácticas.

Grayson ha afirmado que este tipo de bombardeos provocan “matanzas extrajudiciales”, pero ha eludido calificarlos de crímenes de guerra por considerar que esas muertes “no son deliberadas"

En la región de Waziristan han muerto 19 civiles en los 45 ataques con drones documentados desde 2012, de acuerdo con las cifras que Amnistía Internacional hizo públicas la semana pasada. La Administración Obama se niega a confirmar cualquier dato sobre las víctimas inocentes de este tipo de bombardeos alegando razones de seguridad pero asegura que son menores que las que aparecen en la prensa. “Docenas de miembros de mi propia tribu, que juro que eran ciudadanos normales y corrientes, han fallecido. Y mientras a sus familias se les niegue la voz para hablar, yo hablaré por ellos. Los drones no son la solución”, ha señalado Rafiq.

“Yo soy profesor y mi trabajo es explicar, pero ¿cómo explico algo así? ¿Cómo puedo explicar algo que ni yo mismo entiendo? ¿Cómo puedo asegurar a los niños que no va a aparecer otro drone que los mate?”, ha preguntado Rafiq a los cinco legisladores presentes en la sala. El congresista Rush Holt ha requerido del Congreso una “investigación en profundidad sobre las consecuencias y los efectos de estos ataques y un “debate nacional” sobre cómo EE UU puede sustentarse en el futuro con sus actuales políticas de seguridad. Su colega de partido John Conyers ha abogado porque su país compense económicamente a las víctimas inocentes de este tipo de ataques y ha pedido al presidente Barack Obama que haga públicas todas las justificaciones legales para autorizar el uso de drones en el exterior con fines antiterroristas.

No es el único que ha solicitado más transparencia a la Casa Blanca. La abogada Jennifer Gibson, que ha intervenido en lugar de Ahkbar, ha pedido al presidente y a su Administración que “saque esta guerra de las sombras y ofrezca respuestas”. “Así es como funciona la democracia, las democracias no pueden operar en la oscuridad, tienen que ser transparentes”, ha reclamado. Rafiq ha sido más directo. “Si Obama quisiera escucharme”, ha señalado, “le diría que lo que ha hecho no es bueno y que le ponga fin cuanto antes”.

Más información