Crisis fiscal en EE UU

El Senado se dispone a rechazar la retirada de fondos de la reforma sanitaria

El senador republicano Ted Cruz habló durante más de 21 horas para retrasar la votación

El senador Ted Cruz al término de su discurso de 21 horas en el Capitolio.
El senador Ted Cruz al término de su discurso de 21 horas en el Capitolio. MARK WILSON / AFP

El Senado de Estados Unidos se prepara este miércoles para votar la ley que elimina los fondos federales del sistema de salud aprobado por la reforma de 2010, a cambio de extender los presupuestos actuales. Se espera que el proyecto legislativo, aprobado por la Cámara de Representantes el pasado viernes, fracase en la Cámara Alta, de mayoría demócrata.

La votación en el Senado tendrá lugar después de una noche histórica en la que Ted Cruz, senador de Texas, ha hablado durante más de 21 horas en contra de la reforma sanitaria del presidente Obama. Cruz, perteneciente al Tea Party, es uno de los impulsores de la propuesta para condicionar la prórroga de los presupuestos al recorte de la financiación de sistema de salud. Su discurso maratoniano de este martes, en el que ha contado con la colaboración de otros republicanos, es una muestra de la influencia del ala más conservadora del partido en el curso legislativo.

Se trata de la primera vez que los republicanos logran vincular la reforma sanitaria con el presupuesto y su previsible fracaso sólo aumenta las probabilidades de que EE UU se vea obligado a cerrar algunos programas federales la semana que viene. El Departamento del Tesoro anunció este martes que las arcas del estado se quedarán sin fondos antes del día 17 de octubre.

La mayoría demócrata del Senado permitirá que su líder, Harry Reid, saque adelante una enmienda para eliminar la propuesta que retira los fondos federales del sistema de salud, pero mantenga el artículo de la legislación que prorroga los presupuestos. De ser así, la ley tiene que ser votada una vez más por la Cámara de Representantes antes de llegar al presidente Obama.

La protección del sistema de salud por el Senado supondría una derrota de la estrategia de los republicanos, que han votado propuestas similares en 41 ocasiones. Sin embargo, según adelanta POLITICO, el líder de la Cámara de Representantes, John Boehner, podría enmendar una vez más el texto que devuelva el Senado, por lo que los legisladores volverían al mismo punto de partida.

Se espera que el debate de la propuesta actual se extienda hasta el fin de semana, retrasando las posibilidades de negociar cualquier acuerdo para extender la financiación -evitando el cierre de programas federales- y ampliar el techo de la deuda pública como quiere la Casa Blanca. El presupuesto actual tiene vigencia hasta el 30 de septiembre.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Según ha advertido el secretario del Tesoro, Jack Lew, en una carta enviada al portavoz de la Cámara de Representantes, John Boehner, EE UU contaría en sus arcas con 30.000 millones de dólares a mediados de octubre y puede tener que devolver una deuda de 60.000 millones de dólares en un día cualquiera, lo que dejaría al país en situación de impago. La situación actual es similar a la del verano de 2011, cuando la agencia Standard & Poor’s rebajó la calificación de la deuda estadounidense ante la falta de un acuerdo en Washington.

Obama advirtió la semana pasada que las consecuencias de un retraso en la extensión de los presupuestos para la economía de EE UU y la consolidación de las medidas para salir de la recesión. El presidente también ha comunicado a los republicanos que no negociará con ellos ningún pacto que no contemple la ampliación del límite de la deuda.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50