Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Secuestrado el enviado de 'El Periódico' por rebeldes sirios

Marginedas, de ‘El Periódico, está en paradero desconocido desde hace 20 días

Marc Marginedas, en la redacción de su diario. Ampliar foto
Marc Marginedas, en la redacción de su diario.

El periodista español Marc Marginedas, enviado especial de El Periódico de Catalunya en Siria, se encuentra retenido en ese país árabe en manos de un grupo de la insurgencia desde el pasado día 4, último día en que se puso en contacto con su redacción, según ha informado la noche de este lunes el rotativo de Barcelona. Marginedas, de 46 años, viajaba en coche junto con el chófer que lo acompañaba cuando fue interceptado por combatientes yihadistas en los alrededores de la ciudad de Hama, en el oeste de Siria.

Veterano corresponsal de guerra, Marginedas había entrado en Siria el día 1 a través del sur de Turquía acompañado por opositores del Ejército Libre Sirio (ELS). Desde que estalló el conflicto civil en Siria en el 2011, este era su tercer viaje al país. Marginedas envió su última crónica el día 3 cerca de Hama. Al día siguiente debía mandar un reportaje sobre un pueblo cercano que había sido presuntamente saqueado por el Ejército sirio. Hacia el mediodía se puso en contacto con la redacción pero ya no llegó a enviar su información.

En sus informaciones Marginedas ya advertía de la peligrosidad de trabajar como periodista en Siria tras el deterioro de la situación desde su último viaje (en el mes de abril) y de que sus acompañantes le advertían de la necesidad de mantenerse en silencio. "Desconfían de los extranjeros y es mejor que no sepan quién eres", le pidieron.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha asegurado en Nueva York aunque el Gobierno no informa de estos temas, "estamos encima", informa Miguel González.

Ninguno de los grupos de la insurgencia siria se ha atribuido tener en sus manos al enviado especial de El Periódico. En un foro yihadista, ha aparecido esta última semana un llamamiento "a capturar a todos los periodistas, identificar los equipos que utilizan y registrarlos para localizar los chips en los que tienen fotos y noticias de yihadistas". Estos combatientes sospechan que son "espías que trabajan bajo la cobertura de periodistas".

Tras dos años y medio de guerra, la situación ha cambiado radicalmente en Siria en las últimas semanas y la tensión latente de los últimos meses entre la corriente mayoritaria de la rebelión, representada por el ELS, y las facciones más duras de la insurgencia vinculadas a Al Qaeda ha derivado en conflicto abierto.

No era la primera vez que Marginedas iba a Siria. Conoce bien el país y conoce también bien la guerra. Lleva dos décadas como corresponsal de El Periódico. Primero en Argelia, donde cubrió la cruenta guerra civil entre islamistas y el régimen. Después en Moscú, entre 1998 y 2002, donde y cubrió la segunda guerra en Chechenia. Desde entonces ha sido reportero especializado en zonas de conflicto. Como en Irak, entre los años 2003 y 2010, y Afganistán, entre 2006 y 2010.

Marginedas ha cubierto también la guerra de Darfur (Sudán) en 2004 y la ofensiva israelí en el sur del Líbano en 2006. En el 2005 fue también enviado especial a Londres tras los atentados contra el transporte público. Los últimos años los ha dedicado a cubrir la primavera árabe: como en Túnez y Libia. Toda esta trayectoria está recogida en su primer libro, Periodismo en el campo de batalla (RBA, 2012). El pasado mayo quedó finalista al 29º Premio Cirilo Rodríguez para corresponsales y enviados especiales de la prensa española.

El periodista italiano Domenico Quirico, de La Stampa, fue puesto en libertad el día 8, tras haber pasado cinco meses secuestrado por los rebeldes sirios. La organización Reporteros Sin Fronteras recordó que aún había en esa fecha 13 informadores secuestrados o desaparecidos en Siria.