Ecuador inicia el debate legislativo sobre la explotación petrolera del Parque Yasuní

La Asamblea decide si el plan se realiza. El oficialismo se impone a la oposición en la primera sesión esgrimiendo un lema de Indira Gandhi: “La pobreza es la peor forma de contaminación”

Activistas ecuatorianos protestan contra la explotación del Yasuní.
Activistas ecuatorianos protestan contra la explotación del Yasuní.J. J. (EFE)

La decisión de iniciar la actividad extractiva en los bloques petroleros 31 y 43 del Parque Nacional Yasuní, en la Amazonía ecuatoriana, está en manos del órgano Legislativo de Ecuador. La Asamblea Nacional ha acogido este viernes el primer debate para declarar de “interés nacional” la explotación de estos pozos petroleros, tal y como lo pidió el presidente Rafael Correa el pasado 15 de agosto, cuando dio por terminada la iniciativa Yasuní ITT, que proponía mantener el crudo bajo tierra.

El argumento de la bancada del oficialismo fue que se necesitan los recursos para reducir la desigualdad en el país. Las intervenciones estuvieron en concordancia con el informe de la Comisión de Biodiversidad y Recursos Naturales, que recomienda la explotación de los bloques petroleros del Yasuní y la utilización de sus recursos para superar la brecha social.

Algunos indicadores citados en ese informe señalan que solo el 72% de viviendas en el país tiene cobertura de agua potable, que el 53,6% de viviendas tiene alcantarillado y que el 77% de las viviendas tiene acceso a la recolección de residuos.

Entre las otras recomendaciones de la Comisión de Biodiversidad está la creación de un observatorio ciudadano para que supervise las actividades en el Yasuní, que se formule la Ley de Protección de la Amazonía, que se suspendan las operaciones extractivas si aparecen pueblos nómadas en zonas que se prevean explorar, y que el Estado ecuatoriano busque la protección de estos pueblos nómadas a nivel regional.

Un legislador oficialista afirmó que los que no apoyen el proyecto petrolero "serán los enemigos del pueblo"

Mauro Andino, asambleísta de Alianza País y de la comisión de Justicia, fue enfático al afirmar que “quiénes se opongan al desarrollo del país, a seguir combatiendo la pobreza, indudablemente, serán los enemigos del pueblo ecuatoriano”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El oficialismo usó varias veces la frase célebre que pronunciara Indira Gandhi en la conferencia de Naciones Unidas en 1972: “La pobreza es la peor forma de contaminación”. Juan Carlos Cassinelli, del partido de Gobierno y de la comisión económica de la Asamblea, al hilo de esta frase dijo que lo que está mermando la Amazonía es "la tala de árboles y la deforestación".

La oposición se quedó corta en argumentos y planteamientos alternativos a la explotación. Patricio Donoso, del partido conservador Creo, dijo que la alternativa a la explotación del Yasuní es buscar la inversión extranjera y el emprendimiento, pero no dio mayor detalle. “El único bien imperecedero es el emprendimiento”, dijo y añadió que “si fuese por el petróleo el Ecuador ya habría salido de la pobreza hace 40 años”.

Franco Romero, del Partido Social Cristiano, pidió el archivo del pedido del Ejecutivo, pero de los 89 asambleístas presentes, 67 expresaron su negativa. Más tarde, Lourdes Tibán, del movimiento indígena Pachakutik, planteó la consulta popular, pero de los 93 asambleístas presentes, hubo 51 votos negativos y 23 abstenciones.

La jornada fue larga. 48 asambleístas pidieron turno para intervenir, pero al final se impuso el oficialismo, que tiene 100 de los 137 escaños. El segundo debate se prevé para el 30 de septiembre o la primera semana de octubre.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS