Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caricom llevará a la ONU su reclamo de reparaciones por la esclavitud

La Comisión de Reparaciones del Caribe, establecida esta semana, se encargará de conducir el reclamo de compensaciones junto con una firma inglesa de abogados

Tráfico de esclavos, en un grabado de Rollet a partir de un cuadro de George Morland. Ampliar foto
Tráfico de esclavos, en un grabado de Rollet a partir de un cuadro de George Morland.

La Comunidad del Caribe (Caricom) ya ha dado el primer paso en el camino que conducirá al reclamo formal de reparaciones económicas a Europa por el comercio de esclavos durante la época colonial. Este martes, representantes de los 15 países del bloque establecieron una Comisión de Reparaciones del Caribe que conducirá el proceso legal, con la asesoría ayuda de una firma de abogados inglesa. El siguiente pasó será presentar el caso ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), durante la Asamblea General que se celebrará entre el 24 de septiembre y el 1 de octubre.

“Para empezar, la próxima semana, en la Asamblea General de las Naciones Unidas, cada jefe de Estado, cada jefe de gobierno, cada ministro de Relaciones Exteriores debe insertar un mensaje firme y positivo acerca del reclamo de reparaciones en sus declaraciones ante el mundo”, ha dicho el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, al diario Jamaican Observer durante la primera conferencia de comités caribeños de reparaciones, celebrado entre el 15 y el 17 de septiembre en Kingstown, la capital de su país. “La hoja de ruta ya ha sido trazada y el camino a seguir se está elaborando”, añadió Gonsalves.

Durante una cumbre celebrada en Puerto España el 4 de julio pasado, los 15 países que conforman la Comunidad del Caribe resolvieron emprender un proceso jurídico contra Reino Unido, Holanda, Francia, España y Portugal en demanda de una compensación económica y de inversiones en planes de desarrollo para paliar la pobreza heredada de los tiempos de la esclavitud. Los cálculos más conservadores indican que estos países europeos participaron en el secuestro, tráfico y esclavización de más de 12 millones de africanos, utilizados en la explotación de sus colonias caribeñas durante los siglos XVI y XVIII. En la reunión también se acordó la conformación de comisiones de reparación en todos las naciones de la Caricom donde no existiese alguna, y el posterior establecimiento de una Comisión de Reparaciones del Caribe, que ya ha sido conformada durante la conferencia de esta semana.

El historiador barbadense Hilary Beckles, profesor de la Universidad de las Antillas, fue designado presidente de la Comisión de Reparaciones del Caribe, que agrupa a académicos, abogados y economistas de todas las naciones del bloque. Una de sus principales tareas será la de establecer un monto estimado de las indemnizaciones, de acuerdo al daño ocasionado a cada nación. Beckles es autor, entre otras obras, del libro La deuda negra de Gran Bretaña: reparaciones por la esclavitud y el genocidio indígena del Caribe, publicado en 2012 y utilizado como referencia por la Caricom.

Aún antes de asumir la presidencia de la comisión, Beckles adelantó que los primeros esfuerzos del Caribe estarán encaminados a determinar la responsabilidad de Reino Unido en el esclavismo. “Nos estamos enfocando en Reino Unido porque ellos eran los mayores propietarios de esclavos. Los británicos hicieron la mayor parte de su dinero de la esclavitud y del tráfico de esclavos. Y lo más importante: supieron cómo convertir las ganancias de la esclavitud en una industria”, dijo el pasado 21 de agosto durante la presentación de su libro más reciente, en Kingstown.

La firma inglesa de abogados Leigh Day & Co estará encargada de asesorar a la Comisión de Reparaciones y de representar legalmente a la Caricom para negociar un acuerdo sobre “el impacto de la esclavitud en las sociedades del Caribe en la actualidad”. Se trata del mismo bufete que, en junio de 2013, ganó una demanda contra Reino Unido por haber torturado a más de 5.000 rebeldes de la guerrilla keniana Mau Mau entre los años 1952 y 1960; las víctimas y sus sobrevivientes obtuvieron una compensación que sumó 30,5 millones de dólares. “Todos los países de la Caricom están deseosos de encontrar una solución amigable con antiguas naciones esclavistas como Gran Bretaña, Francia y Holanda”, ha dicho el abogado Martyn Day durante su intervención en la conferencia celebrada esta semana en San Vicente y las Granadinas. Pero en caso de que esto no sea posible, advirtió el representante de Leigh Day and Co., la Comunidad del Caribe consignará su demanda ante la Corte Internacional de Justicia.