Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Aunque ganaran los socialistas en Alemania, seguiría la austeridad”

EL PAÍS organiza un encuentro para analizar la importancia de las elecciones alemanas

De izquierda a derecha, Torreblanca, Méndez de Vigo, Fonseca, Guérot y González Harbour.
De izquierda a derecha, Torreblanca, Méndez de Vigo, Fonseca, Guérot y González Harbour.

Toda Europa tiene los ojos puestos en las elecciones en Alemania, que se celebran este domingo. Hay quien espera un cambio de rumbo de las políticas de austeridad si la canciller Angela Merkel no reedita su gobierno. ”Pero los alemanes no tienen la sensación de jugarse nada importante en estas elecciones. Alemania está satisfecha con cómo le van las cosas, y lo más probable es que nada cambie incluso aunque ganaran los socialistas”, dijo Íñigo Méndez de Vigo, secretario de Estado para la Unión Europea y uno de los participantes en el debate ¿Las elecciones de todos? que organizó este miércoles EL PAÍS en la sede de la Comisión Europea en Madrid.

José Ignacio Torreblanca, director en Madrid el European Council on Foreign relations (ECFR); Francisco Fonseca, director de la representación de la Comisión Europea en España; Ulrike Guérot, investigadora principal de ECFR en Berlín y Berna gonzález Harbour, subdirectora de EL PAÍS, fueron los otros participantes del debate en el que se habló de austeridad, de tensiones norte-sur y de política exterior, entre otras cuestiones.

Íñigo Méndez de Vigo, secretario de Estado para la Unión Europea
Íñigo Méndez de Vigo, secretario de Estado para la Unión Europea

Méndez de Vigo consideró que “con las crisis, los alemanes se encontraron con que tenían un modelo de éxito que vendernos”, por lo que el resto de países de la UE imitan su modelo. “En este tiempo ha habido un consenso sobre la medicina alemana, la austeridad, que iba en un buen sentido, pero se ha comprendido que las dosis no pueden ser iguales para todos los países", añadió. Según sus palabras, en los próximos meses “vamos a avanzar hacia la Unión Bancaria, y más de lo que creemos. Lo que no creo que cambie en Alemania es su no implicación en la política exterior. No esperemos en ese aspecto muchos cambios".

Torreblanca, autor del blog Café Steiner, estimó que "Merkel está siendo una líder extraordinaria a la hora de satisfacer las expectativas de los alemanes”, por lo que tampoco apostó por un cambio sustancial tras los comicios. Para Torreblanca, “Alemania ha tomado decisiones muy positivas” como no dejar que Grecia caiga y defender el euro, “pero el escudo de credibilidad que necesita la moneda única no ha sido construido de una manera completa y hay muchos temas pendientes". El investigador añadió que “esta crisis ha demostrado que el proyecto europeo es inviable sin convergencia económica".

“En Alemania no se está hablando de los mismos problemas que en el resto de Europa”, resumió Ulrike Guérot, investigadora principal de ECFR en Berlín. “Es un país que parece muy desarrollado, pero también allí hay gente que no lo está pasando bien. Y a esa gente no le parece bien gastar dinero, por ejemplo, en salvar a Grecia". Para Guérot, "si planteamos el debate de ricos alemanes contra pobres griegos nos vamos a equivocar. Tenemos que dejar de hablar en estos términos".

A preguntas de los asistentes, Guérot se refirió a los inmigrantes europeos que han ido a vivir a tierras alemanas. "Alemania está atrayendo a inmigrantes del resto de Europa. Y supongo que muchos no volverán. Pero esto siempre ha sido así: Alemania mandó millones de emigrantes a los Estados Unidos en el siglo XX". La investigadora también se refirió al bueno momento que vive este país, cuya "bonanza" se mantendrá al menos durante unos años. “La cuestión será ver cómo se redistribuye esa riqueza", apuntó.

Más información