Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los expertos afirman que Corea del Norte ha vuelto a encender un reactor nuclear

El centro de Yongbyon es capaz de producir plutonio para su uso en bombas atómicas

Imagen de satélite de la instalación nuclear de Yongbyon, en Corea del Norte.
Imagen de satélite de la instalación nuclear de Yongbyon, en Corea del Norte. EFE

Corea del Norte ha repetido en numerosas ocasiones que no abandonará su poder nuclear disuasorio hasta que Estados Unidos ponga fin a su “política hostil” contra Pyongyang. El pasado julio lo volvió a recordar, aunque aseguró que estaba dispuesta a reiniciar las conversaciones sobre el desmantelamiento de su programa atómico. Mientras tanto, no ha esperado cruzada de brazos. Investigadores y expertos estadounidenses creen que el régimen de Kim Jong-un ha vuelto a poner en marcha el reactor de investigación del complejo nuclear de Yongbyon, capaz de producir plutonio para armas atómicas.

El Instituto Estados Unidos-Corea en la Escuela Johns Hopkins de Estudios Internacionales Avanzados, en Washington, asegura que las imágenes de satélite tomadas el 13 de agosto muestran vapor que sale de un edificio situado junto al reactor de plutonio de cinco megavatios de Yongbyon. “La coloración blanca y el volumen encajan con vapor que esté siendo descargado porque el sistema de generación eléctrica vaya a entrar en servicio, lo cual indica que el reactor está a punto o ya está en funcionamiento”, afirma el Instituto. El informe señala que el reactor “puede producir seis kilogramos de plutonio al año, que puede ser utilizado para incrementar lentamente el tamaño de sus reservas de armas nucleares”. El Instituto para la Ciencia y la Seguridad Internacional, otro centro de pensamiento estadounidense, ha llegado a una conclusión similar tras observar el vapor.

El movimiento puede disparar de nuevo las alarmas internacionales sobre el programa de armas atómicas norcoreano, en un momento en el que había disminuido la tensión que marcó los primeros meses del año en la península coreana. Pyongyang y Seúl acordaron ayer reabrir el parque industrial de Kaesong, que Corea del Norte clausuró en abril pasado en medio de un torrente de amenazas de ataques nucleares y de misiles contra Corea del Sur y Estados Unidos por las sanciones de la ONU y los ejercicios militares conjuntos de Seúl y Washington.

Funcionarios del Gobierno estadounidense sin identificar citados por la agencia Reuters creen que los técnicos norcoreanos han puesto el reactor de Yongbyon en marcha y lo están probando, pero afirman que no piensan que Pyongyang lo esté haciendo para forzar a Estados Unidos o Corea del Sur a sentarse a negociar para lograr concesiones. Más bien piensan que se trata de una forma de mostrar que no abandonará su programa de armamento atómico.

Portavoces del Gobierno estadounidense han repetido la postura habitual de Washington: que Corea del Norte debe cumplir el compromiso firmado en 2005 de ayuda a cambio de desarme. Según este acuerdo, debería haber desmantelado su programa atómico a cambio ayuda económica y energética. El Norte ha llevado a cabo tres pruebas nucleares desde 2006, la última de ellas en febrero pasado.

El régimen de Kim Jong-un advirtió en abril–en el momento álgido de las tensiones- que volvería a poner en marcha el reactor de Yongbyon, y, a partir de ahí, “el trabajo avanzó rápidamente durante la primavera y el verano para volver a poner en funcionamiento la instalación”, según el instituto de la Escuela Johns Hopkins.

Los expertos señalaron en abril que Pyongyang precisaría para tenerlo de nuevo operativo alrededor de medio año si no había sufrido daños importantes mientras estuvo inactivo. Corea del Norte detuvo el reactor en 1994, como parte de un acuerdo con Estados Unidos, pero luego lo volvió a poner en marcha tras fracasar el pacto. En 2008, destruyó su torre de refrigeración tras el acuerdo alcanzado durante las negociaciones a seis bandas del año anterior, en las que, además de las dos Coreas y Estados Unidos, participan China, Rusia y Japón. El reactor, que fue construido en la década de 1980, produjo entre 34 y 36 kilogramos de plutonio de 1985 a 1994 y de 2002 a 2007, suficiente para una docena de bombas atómicas, según el instituto de la Escuela Johns Hopkins.

El reactor de Yongbyon era la única vía de producir plutonio con la que contaba el país, y este fue el combustible que utilizó en sus dos primeras pruebas atómicas. Los expertos extranjeros no han podido dilucidar si el ensayo nuclear de febrero pasado empleó también plutonio, aunque afirman que el régimen está trabajando para producir uranio y contar así con una segunda vía para fabricar bombas atómicas.