Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pyongyang exige la liberación inmediata de la tripulación y el barco detenidos

Las autoridades panameñas imputan al personal norcoreano por tráfico ilegal de armas

El Chong Chon Gang, en Panamá.
El Chong Chon Gang, en Panamá. AFP

Corea del Norte ha roto el silencio y ha exigido a las autoridades de Panamá que liberen a la tripulación y el barco de su bandera detenidos por transportar armamento cargado en Cuba porque, según ha dicho, se trata de mercancía legal. Las autoridades panameñas, según ha informado el fiscal Javier Caraballo, han imputado a 33 de los 35 tripulantes por tráfico de armas y planificaba imputar también a los dos restantes.

El país centroamericano inmovilizó la nave norcoreana el sábado pasado al sospechar que transportaba sustancias ilícitas, como drogas, y el lunes dijo que había descubierto componentes de radares antiaéreos de la época de la guerra fría y otros equipos militares anticuados, escondidos debajo de miles de toneladas de azúcar morena.

"Las autoridades de investigación panameñas atacaron y detuvieron precipitadamente al capitán y la tripulación del barco bajo el pretexto de una 'investigación por drogas' e inspeccionaron su cargamento pero no encontraron ninguna droga", ha afirmado el Ministerio de Exteriores norcoreano en un comunicado emitido a primeras horas de este jueves. "La mercancía no es más que viejo armamento que iba a ser devuelto a Cuba después de haber sido revisado de acuerdo con un contrato legítimo", ha señalado un portavoz ministerial sin identificar, según la agencia oficial de Corea del Norte KCNA. "Las autoridades panameñas deberían dar el paso y dejar partir sin retraso a la tripulación y el barco aprehendidos".

El Chong Chon Gang fue detenido en la entrada norte del canal de Panamá y sus oficiales y marineros fueron arrestados, tras encontrar objetos con forma de misiles y otros equipos, lo que supone una potencial violación de las sanciones impuestas por la ONU a Pyongyang, en respuesta a sus programas de armas nucleares y de misiles.

Panamá ha pedido a la ONU que determine la legalidad o no del envío. "El cargamento es ilegal porque no estaba registrado. Cualquier cosa que no está en el registro, incluso si es obsoleta, es contrabando", ha advertido, en cualquier caso, el ministro de Seguridad Pública panameño, José Raúl Mulino.

Cuba, que tiene estrechas relaciones diplomáticas con Corea del Norte, dijo el martes que la mercancía era suya e incluye baterías de misiles antiaéreos, cohetes desmontados, dos cazas Mig-21bis y 15 motores de aviones de aviones de combate, pero que se trata de "armamento defensivo obsoleto", fabricado "a mediados del siglo XX", que estaba siendo enviado al país asiático para su reparación y ser luego devuelto a Cuba.

"Esperamos que el comité de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU dé los pasos adecuados de forma rápida si resulta que el envío ha incumplido las resoluciones de la ONU", ha dicho el Ministerio de Exteriores de Corea del Sur, informa France Presse.

Algunos expertos en seguridad creen que existe la posibilidad de que el Norte estuviera intentando importar el material militar y que la explicación sobre la reparación sea un camuflaje. Otros, sin embargo, piensan que las características de los equipos incautados permiten excluir que estuviesen destinados a alimentar el programa de misiles norcoreano, aunque Pyongyang quizás tuviera un interés en los dos cazas que forman parte del cargamento.

El embajador de Reino Unido en Naciones Unidas ha afirmado que el buque parece haber violado el embargo de armas a Corea del Norte. El país asiático está sometido a fuertes sanciones desde 2006, y una serie de resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU le prohíben comerciar con la mayoría de los tipos armas por haber realizado una serie de pruebas nucleares y de misiles.

El último ensayo atómico lo llevó a cabo en febrero pasado, lo que condujo a un nuevo endurecimiento de las sanciones internacionales. Algunos expertos creen que el régimen de Kim Jong-un tiene razones de interés técnico para llevar a cabo una nueva prueba nuclear, pero que duda en hacerlo para no provocar la ira de China.

Más información