Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El expresidente argentino Carlos Menem, condenado a 7 años por tráfico de armas

El expresidente había sido acusado de un delito de contrabando a Croacia y Ecuador en los años noventa

El expresidente argentino Carlos Menem.
El expresidente argentino Carlos Menem. EFE

Carlos Menem se convirtió este jueves en el primer presidente argentino elegido de forma democrática que es condenado a prisión. El exlíder peronista, de 82 años, fue sentenciado por un tribunal de Buenos Aires a siete años de cárcel por contrabando de armas a Croacia y Ecuador durante su gobierno (1989-1999).

El actual senador también fue inhabilitado por 16 años en el ejercicio de cargos públicos, pero estas condenas aún no serán efectivas porque Menem cuenta con fueros parlamentarios y además las apelará ante la Corte Suprema. En marzo pasado, otro tribunal lo había hallado culpable, pero faltaba que se definieran las penas. Hasta ahora, en Argentina solo habían sido sentenciados a prisión exdictadores militares.

Aquel presidente playboy que conducía una Ferrari fue condenado por firmar tres decretos secretos por los que autorizó entre 1991 y 1995 la venta de 6.500 toneladas de material bélico a Panamá y Venezuela, pero que en realidad acabaron en dos países sobre los que regían embargos de armas de Naciones Unidas: Croacia y Ecuador. El país europeo se encontraba en plena guerra para independizarse de la entonces Yugoslavia, dominada por Serbia.

El tribunal que fijó este jueves la pena recordó como agravante que soldados argentinos cumplían allí una misión de paz como cascos azules de la ONU. Ecuador protagonizó en 1995 un conflicto bélico con Perú por diferencias limítrofes. Argentina era uno de garantes de paz entre ambos países por el diferendo que los había enfrentado ya con las armas en 1941 y 1981. La noticia del contrabando irritó por demás a Perú, que había sido uno de los pocos países latinoamericanos que había ofrecido apoyo militar a Argentina durante la Guerra de Malvinas (1982) contra Reino Unido.

Menem fue el presidente que acabó con la hiperinflación de 1989/1990 e instauró un régimen monetario por el que un peso equivalía un dólar, el mismo que estalló por los aires dos años después de dejar el gobierno. Fue el líder de años de crecimiento, después tachado de insostenible, que se amalgamaba con un creciente desempleo. Fue también quien abrió la economía argentina y emprendió privatizaciones generalizadas, en procesos muchas veces sospechados de corrupción. Varias empresas españolas ganaron subastas de empresas estatales por aquellos años. Menem fue también quien indultó a los jefes de la última dictadura militar (1976-1983), los mismos que lo habían apresado durante cinco años a él, cuando era gobernador de la norteña provincia de La Rioja. Encarnó un nuevo modelo peronismo girado al neoliberalismo, camino que los Kirchner han procurado desandar en los últimos diez años.