Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Biden entra en la favela

El vicepresidente de EEUU, Joe Biden, visita la emblemática favela de Santa Marta, conocida por ser la primera en recibir una Unidad de Policía Pacificadora

Biden, durante su visita a una favela en Río de Janeiro.
Biden, durante su visita a una favela en Río de Janeiro. AFP

La emblemática favela de Santa Marta, ubicada en el castizo barrio de Botafogo y ,  (UPP) en Río de Janeiro, amaneció hoy con un inusual despliegue de seguridad para recibir al vicepresidente de EEUU, Joe Biden. Aunque hace años que en Santa Marta no se ha vuelto a oír ni un tiro (en un pasado no tan lejano fue escenario de truculentos enfrentamientos armados), policías militares, federales, del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) y de la CIA mantuvieron un cordón de seguridad entorno al representantes de la Casa Blanca, que subió las escarpadas calles de la favela para conocer de primera mano el aclamado proceso de pacificación de Río. Biden visitó la base de la UPP local, instalada en la cima del cerro, charló con sus mandos, compró galletas en una tienda de comestibles y se hizo fotos con niños de la comunidad.

Para los vecinos de Santa Marta no resulta tan extraño que alguien tan relevante como Joe Biden les visite. La favela suele recibir permanentemente a políticos y famosos interesados en conocer los suburbios cariocas. El motivo del trasiego de celebridades es que su extensión reducida y fácil de controlar garantiza unas buenas condiciones de seguridad. Tampoco existen resquicios del narcotráfico que antaño controlaba la zona, como sin embargo sí sucede en otras favelas teóricamente pacificadas. En la época en que las balas silbaban por los meandros de Santa Marta, el fallecido astro del pop, Michael Jackson, grabó allí un videclip que hizo historia en Río. Los narcotraficantes dieron luz verde a la entrada de los equipos de rodaje y, con el paso de los años, brotó una estatua de bronce del mítico artista en un precioso mirador de la favela.

Biden pronunció el miércoles un discurso en la zona portuaria de Río en el que confirmó la voluntad de su Gobierno de estrechar lazos con Brasil para liderar una “nueva era en las relaciones entre EEUU y Latinoamérica”. El vicrepresiente también se entrevistó con la presidenta de Petrobras, Graça Foster. Aunque no ha trascendido oficialmente el contenido del encuentro, EEUU ya ha manifestado reiteradamente su interés por los trabajos de exploración que Brasil desarrolla en el denominado presal, en los litorales de Río de Janeiro, Espírito Santo y São Paulo, donde los expertos ubican una de las mayores reservas mundiales de crudo ligero.

El viernes Biden estará en Brasilia para entrevistarse con la presienta, Dilma Rousseff, y con el vicepresiente, Michel Temer. Después comparecerá ante la prensa junto a su homólogo brasileño.

Más información