Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DESASTRE NATURAL EN EE UU

Tras la tragedia, Oklahoma afronta la recuperación en pleno duelo

El tornado dejó 24 muertos y más de 200 heridos

Obama visitará la zona afectada el próximo domingo

Diez víctimas son niños, siete de ellos murieron ahogados en una escuela de primaria

12.000 viviendas han sido destruidos y se estima unas pérdidas que podrían llegar a los 2.000 millones de dólares

Una mujer permanece entre los escombros de su casa en Moore,Oklahoma.
Una mujer permanece entre los escombros de su casa en Moore,Oklahoma. EFE

Las imágenes no engañan, muestran la catástrofe. El tornado -clasificado finalmente con la categoría EF5, la más alta en la escala Fujita- que azotó el pasado lunes el suburbio de Moore, al sur de Oklahoma City, y que dejó un balance de 24 muertos, más de 200 heridos y centenares de casas y negocios destruidos, entre ellos dos escuelas y un centro médico, no dejó más que devastación en esta pequeña localidad. De las víctimas, diez son niños, dos de ellos bebés, de cuatro y siete meses, según han confirmado las autoridades estatales.

El presidente Barack Obama visitará la zona afectada el próximo domingo para "comprobar el alcance de los daños", según un comunicado de la Casa Blanca. Su portavoz, Jay Carney, ha dicho que "Obama se encontrará con familias que han perdido su casa tras el tornado que ha acabado con la vida de docenas y destruido hogares y colegios". "Y dará las gracias a los trabajadores de emergencias por su respuesta ante la devastación. El presidente ha instado a las agencia federales a proporcionar todos los recursos disponibles para apoyar el trabajo de los oficiales estatales", ha añadido.

El portavoz de la policía, Jeremy Lewis, ha confirmado este martes que más de 200 personas han sido rescatadas desde el paso del tornado. “Todos los rescates ocurrieron durante la noche del lunes, ayer martes no encontramos ningún superviviente”, ha añadido. “Cerca de un cuarto de las viviendas de Moore han sido destruidas o dañadas, esto representa de 12.000 a 13.000 hogares, miles de personas que se han quedado sin casa”, ha explicado Lewis. El total de afectados asciende a unos 33.000. Se estima que los daños podrían alcanzar los 2.000 millones de dólares, según The Wall Street Journal. . Este miércoles algunos residentes de los barrios menos afectados tras el tercer tornado que azota Moore desde 1999 han podido volver a sus viviendas.

“Nadie debería haber sobrevivido a esto y, sin embargo, lo han hecho. Sabemos que muchos han salido de los escombros arrastrándose con tan solo su instinto de supervivencia como herramienta. Esta ha sido la madre de todas las tormentas”, ha dicho el alcalde de Oklahoma City, Mick Cornett, a la CBS. El tornado ocurrió a las 14.45 hora local del lunes y recorrió 32 kilómetros en 40 minutos, aunque le bastó 16 minutos para devastar parte de Moore.

Los equipos de rescate, dotados de cámaras térmicas y perros, estuvieron luchando todo el día de ayer para abrirse camino entre los escombros que obstruyen todavía muchas calles, aunque se están empezando a retirar. “Las tareas de rescate han concluido, ahora queda afrontar la recuperación. Cada casa se ha revisado por lo menos una vez y puedo decir que no hay más cuerpos o supervivientes. Estoy seguro al 98%”, dijo el jefe de bomberos Gary Bird el martes por la noche.

La Secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, ha visitado este miércoles la zona afectada. "Quiero dar las gracias a todos aquellos que acudieron de inmediato a atender a los afectados. Lo más importante, ahora, es retirar los escombros para despejar las calles y que las personas puedan volver a sus casas. Todavía hay mucho que hacer pero se conseguirá", ha dicho Napolitano en rueda de prensa. "Si algo me han enseñado los habitantes de esta ciudad, es lo fuerte y valientes que son, muchos están organizando muy bien sus comunidades. Son un ejemplo para el resto del país", ha continuado la Secretaria de Seguridad Nacional. "Tanto Obama, como yo, como el FEMA (Agencia Federal de Manejo de Emergencias) estamos aquí y no nos iremos hasta que todo esté recuperado", ha concluido.

La Cruz Roja ha asegurado que la ayuda monetaria para que los afectados puedan tener un sitio para cobijarse y productos de primera necesidad "es lo mejor para la gente que quiere ayudar". Uno de los primeros en donar fue la estrella del equipo de la NBA Oklahoma City Thunders, Kevin Durant, quien donó un millón de dólares para las víctimas del tornado. "Es el momento de estar más unidos y más juntos con el objetivo de ayudar a los afectados y así demostrar que es ahora cuando tenemos estar ahí, como los aficionados lo hacen con nosotros cuando estamos en el campo". Según la Cruz Roja esta es la donación más alta que han recibido hasta el momento.

Descrito como uno de los peores tornados de la historia de Estados Unidos por el propio presidente, y del que los científicos han explicado que venía con la fuerza de varias bombas atómicas, dos días después y con las tareas de rescate finalizadas, los 55.000 habitantes de Moore, muchos sin casa, se alegran de estar vivos, y empiezan a afrontar la situación aunque muchos se preguntan si el número de muertes y heridos se podría haber evitado.

El pasado lunes muchos de los afectados echaron de menos un sótano. Aunque siete niños de la escuela de Primaria Plaza Towers, contaron con uno y no tuvieron tanta suerte. Murieron ahogados porque la puerta se quedó bloqueada por el derrumbe de las paredes y el techo. “Entre las víctimas hay niños pequeños que intentaban refugiarse en el lugar más seguro que conocen, su colegio”, se lamentó Obama el martes. En otros colegios, los profesores que no tuvieron tiempo de proteger a sus alumnos en un lugar seguro o carecían de un sitio adecuado se tumbaron encima de sus alumnos para protegerles del tornado.

Oklahoma es uno de los Estados más azotados por los tornados cada año y la región de Oklahoma City y sus aledaños es conocida como Tornado Alley (Corredor de Tornados). A pesar de esto, muy pocas casas en la zona cuentan con sótanos. Y esta es una de las primeras medidas que se deben tomar cuando llega un tornado, según explica Centro de Predicción de Tormentas de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés). Y más cuando el tornado tiene más de dos kilómetros de diámetro y viene a una velocidad superior a los 300 kilómetros por hora. La falta de sótanos ya fue planteada en 2011 cuando 12 tornados azotaron la zona y no se hizo nada. La región había recibido una concesión de un presupuesto de dos millones de dólares para construir unos 800, pero al final se canceló, según informa la NBC. En el mundo, unos 1.200 tornados ocurren cada año, el 75% se dan en EE UU, según la CNN.

"Probablemente menos del 1% de las casas de Moore se construyen con esta estancia subterránea", ha dicho Mike Hancock, presidente de Contratistas Sótanos Edmond, (Oklahoma) a la CNN.  "Ya no es solo un error por parte del Gobierno y de las ciudades. Entre la población existe también la idea errónea de que no se pueden construir", ha añadido Hancock. “La gente cree que los altos niveles de agua y de arcilla pesada en el subsuelo dificultan su construcción y no es cierto”, ha informado Hancock. “Lo métodos de impermeabilización han mejorado mucho por lo que se puede obviar el primero y el segundo, la arcilla, es superable. En los últimos 15 años, he construido en la región unos 600. Y tan sólo en estos días, ya he recibido 32 pedidos”, ha concluido el experto.

Más información