Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OTAN certifica el uso de armas químicas en Siria

La organización asegura desconocer cuándo se utilizaron y quién fue el responsable de su uso

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen (derecha), este lunes en Bruselas.
El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen (derecha), este lunes en Bruselas. EFE

La OTAN no duda ya del uso de armas químicas en la guerra siria, aunque se resiste a concretar cómo y cuándo se han empleado. El secretario general de la organización, Anders Fogh Rasmussen, ha admitido hoy tener “indicaciones” de que esas armas se han utilizado, pero ha añadido que no tiene información precisa sobre quién puede haberlas utilizado —el régimen, la oposición o ambos— ni en qué circunstancias. “Cualquier uso de armas químicas supone una violación del derecho internacional y un elemento de la máxima preocupación”, ha asegurado Rasmussen en conferencia de prensa.

Respecto a la intervención israelí en el conflicto, con un ataque ayer a un centro militar en Damasco, el responsable de la Alianza Atlántica prefiere no pronunciarse. Preguntado insistentemente por los periodistas, Rasmussen ha asegurado tener conocimiento de esas actuaciones “por la prensa” y solo ha confirmado que no ha habido ningún movimiento en la zona donde la organización tiene desplegados los misiles antiaéreos Patriot. “Sobre informes de inteligencia no hacemos comentarios”, ha añadido.

Los últimos acontecimientos en Siria demuestran “la urgencia de que la comunidad internacional redoble sus esfuerzos para encontrar una solución política”, concluye Rasmussen, que rechaza la idea de intervención por parte de la Alianza en el conflicto. En su opinión, la responsabilidad recae especialmente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El secretario general de la Alianza considera “de la máxima importancia” que los inspectores de la ONU puedan acceder a Siria para comprobar si se han utilizado las armas químicas y en qué contexto. Rasmussen lamenta que el régimen no permita a los inspectores hacer su labor.

Más allá de Siria, el secretario general de la OTAN ha pedido una mayor cooperación entre su organización y la Unión Europea para que la UE “sea un actor poderoso y no un espectador poderoso”. Rasmussen ha citado Kosovo como un ejemplo de cooperación entre las dos organizaciones y ha pedido a los países miembros que gasten más en defensa para hacer frente a los desafíos.

Más información