Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cahuzac dimite de su escaño de diputado y admite su “falta moral”

El exministro de Hacienda socialista admite que mintió a Hollande sobre su cuenta en Suiza

El exministro durante la entrevista este martes.
El exministro durante la entrevista este martes. AFP

El exministro francés de Hacienda Jérôme Cahuzac ha anunciado este martes que renuncia a su escaño de diputado socialista, que renovó hace menos de un año con el 62% de los votos. Cahuzac, que ya dimitió (o fue cesado) hace un mes de su puesto en el Gobierno antes de confesar que había tenido durante 20 años una cuenta no declarada en un banco suizo, afirma que cometió una “falta moral imperdonable” que le impide continuar siendo parlamentario.

En una larga y aparentemente sincera entrevista con un periodista de la televisión BFM, emitida esta tarde, el exministro socialista ha pedido perdón a sus electores, a su familia y a sus compañeros de partido, y ha explicado que “a fuerza de ocultar a otros” durante años que tenía una cuenta secreta acabó ocultándoselo a sí mismo. Cahuzac ha definido la apertura de la cuenta en el banco UBS hace “cerca de 20 años” como una “enorme tontería”, y ha admitido que fue “un gran error” aceptar el puesto de ministro cuando el presidente François Hollande se lo ofreció. Ahora considera “infinitamente poco posible volver a la política”, aunque no pierde la esperanza de poder hacerlo en el futuro.

Preguntado sobre si Hollande, el primer ministro, Jean-Marc Ayrault, y el ministro de Economía, Pierre Moscovici, sabían la verdad sobre la cuenta secreta, Cahuzac ha dicho: “Ignoro cuánto sabían, pero nunca les dije la verdad, mentí a todo el mundo”.

Cahuzac niega que su cuenta secreta sirviera para financiar campañas electorales del Partido Socialista

Imputado por fraude fiscal, blanqueo de dinero y cobro de comisiones ilegales de los laboratorios farmacéuticos, Cahuzac ha negado que el dinero que guardó en Suiza ascendiera a 15 millones de euros, como afirman algunas fuentes, y ha dicho no saber de dónde viene “ese rumor”. Sí ha reconocido haber movido 600.000 euros, y ha asegurado que el dinero procedía de su “trabajo, perfectamente legal, para diversas empresas de salud”.

El exministro y excirujano de implantes capilares fue asesor del ministro de Salud del Gabinete de Michel Rocard, y los jueces sospechan que pudo cobrar de la industria farmacéutica mientras trabajaba para el sector público y más tarde, cuando era diputado. Cahuzac asegura que solo empezó a trabajar para los laboratorios privados cuando cesó en sus funciones de asesor, y que dejó ese trabajo justo cuando obtuvo su escaño.

Cahuzac niega también que su cuenta secreta, que trasladó en 2009 desde Ginebra a Singapur, sirviera para financiar campañas electorales del Partido Socialista. “Jamás ese dinero se utilizó para fines electorales”, afirmó, mirando a los ojos del entrevistador.

Más información