Barack Obama designa cinco nuevos monumentos nacionales

Por primera vez en sus dos mandatos, el presidente nombra -sin contar con el Congreso- a estas zonas como aéreas protegidas

El Río Grande (Nuevo México) es uno de los nuevos monumentos designados por Barack Obama.
El Río Grande (Nuevo México) es uno de los nuevos monumentos designados por Barack Obama.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha acogido a una ley centenaria y ha designado esta semana cinco nuevos monumentos nacionales -áreas protegidas que se asemejan a un parque nacional-. Es la primera vez en sus dos mandatos que Obama usa su poder, otorgado en la Ley de Antigüedad (Antiquities Act) de 1906, para decidir qué áreas públicas merecen ser conservadas. Los cinco monumentos están localizados en Delaware, Maryland, Nuevo México, Ohio y Washington, y, todos ellos, son áreas de flora y fauna muy importantes en EE UU.

"Estos sitios honran a nuestros héroes pioneros, a nuestros espectaculares paisajes y a la rica historia que ha dado forma a nuestro extraordinario país", dijo el presidente durante el anuncio. "Al designar estos monumentos nacionales, nos aseguraremos de que seguirán inspirando y podrán ser disfrutadas por parte de las futuras generaciones de estadounidenses”.

Las nuevas construcciones son el Monumento Nacional Charles Young de los Soldados Búfalo en Ohio, el cual honra a los militares afroamericanos; el Primer Monumento Estatal Nacional en Delaware, conformado por algunos de los primeros asentamientos europeos; el Monumento Nacional del Tren Subterráneo Harriet Tubman en Maryland,; el Monumento Nacional Río Grande del Norte en Nuevo Mexico [es la única área salvaje de grandes dimensiones que ha designado como monumento nacional Obama], y el Monumento Nacional de las Islas San Juan en el Estado de Washington.

Estos nombramientos han sido definidos por los republicanos del Congreso como incongruentes, “debido a la situación actual del presupuesto de Estados Unidos, en el que el país se está enfrentado a unos duros recortes”, explicó el presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de EE UU, Doc Hastings, en un comunicado. “La Administración de Obama no sólo aprovecha la situación del secuestro para recortar automáticamente el gasto de la forma más dolorosa posible para el pueblo estadounidense, sino que además toma la decisión, en virtud de una ley centenaria, de gastar un dinero con el que no cuenta”, añadió Hastings.

Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca, contestó al presidente del Comité en rueda de prensa: “Las comunidades locales se benefician del turismo que visitan estas zonas. Además, los gastos en las primeras fases, una vez se designa el aérea como monumento nacional, es escaso”.

El presidente de la Fundación de Conservación, Lawrence Selzer, organización que donó tierras para la creación de tres de los cincos monumentos que Obama ha nombrado como tal esta semana, aseguró que la mayoría de los parques nacionales que existen en EE UU comenzaron con este nombramiento, según explica The New York Times. En el caso de Delaware, primer Estado de la Nación, el Mount Cuba Center donó 20 millones de dólares por lo que esta fundación pudo comprar más de mil acres (más de 400 hectáreas) que finalmente se donaron al Departamento de Parques de EE UU. “Por lo que la decisión del presidente no es algo raro, simplemente es un paso hacia adelante para mostrar su apoyo a nivel local, para ayudar a esos cinco Estados”, agregó Selzer.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Tras esta decisión, los republicanos pueden tratar de derogar la Ley de Antigüedad, aunque no está claro que vayan a  conseguirlo. El senador por Luisiana, David Vitter, propuso la semana pasada revocar este poder al presidente dentro del debate sobre el presupuesto. La iniciativa ni siquiera fue considerada para ser votada, según informa The New York Times.

En toda la historia de EE UU, 124 monumentos nacionales han sido designados por presidentes. Hasta esta semana, el primero fue en 1906 por Theodore Roosevelt y el último se produjo en 2009 cuando el expresidente George W. Bush nombró tres nuevos monumentos nacionales tan solo dos semanas antes de la investidura de Obama como presidente. Por su parte, el Congreso de EE UU, quien también puede votar estas designaciones, ha realizado 43 en total desde la entrada en vigor de la Ley de Antigüedad.

Sobre la firma

Carolina García

La coordinadora y redactora de Mamas & Papas está especializada en temas de crianza, salud y psicología, y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Es autora de 'Más amor y menos química' (Aguilar) y 'Sesenta y tantos' (Ediciones CEAC). Es licenciada en Psicología, Máster en Psicooncología y Máster en Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS