Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Netanyahu pide perdón a Turquía por el asalto a la flotilla humanitaria de Gaza

El primer ministro israelí propone a su homólogo Erdogan normalizar las relaciones bilaterales

El acercamiento fue anunciado por Barack Obama durante su gira por Oriente Medio

El barco 'Mavi Marmara', que fue atacado por Israel, antes de zarpar.
El barco 'Mavi Marmara', que fue atacado por Israel, antes de zarpar. AFP

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ha telefoneado a primera hora de la tarde a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, para disculparse por el asalto militar a la llamada Flotilla de la Libertad en mayo de 2010. La Armada israelí abordó entonces el buque Mavi Mármara -cargado con ayuda humanitaria, que pretendía romper el bloqueo naval de Gaza -dejando nueve muertos, activistas propalestinos de origen turco. Desde entonces, las relaciones diplomáticas bilaterales se rebajaron al mínimo; Ankara anuló los acuerdos comerciales y defensivos con Israel, e incluso se abrió un juicio contra exaltos mandos del Ejército israelí, buscando su condena por estas muertes.

La mediación del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que hoy mismo ha abandonado Israel tras tres días de visita en el país y en los territorios palestinos, ha sido la clave para que se produjera esta llamada, que rompe tres años de estancamiento. Es el primer resultado visible de su primera estancia en la zona como inquilino de la Casa Blanca.

Según un comunicado emitido por el Gobierno norteamericano, Netanyahu ha formulado una “disculpa expresa por cualquier error cometido” en el abordaje, y se ha mostrado dispuesto a pagar indemnizaciones razonables a los familiares de las víctimas. Erdogan, informan, ha aceptado “normalizar relaciones” tras estas disculpas, una mano tendida que hasta ahora Israel siempre había declinado, convencido de la correcta actuación de sus soldados.

En 2011, una comisión gubernamental israelí, con presencia de dos observadores extranjeros, ratificó la “legalidad” del bloqueo y del asalto, porque la Armada actuó “en defensa propia” y tras “agresiones” de los activistas.

Dado el primer paso por parte de Israel, Turquía confirmó además que retirará los cargos contra los responsables militares de la misión, como el exjefe de Estado Mayor, Gaby Ashkenazi.

“Valoramos profundamente las relaciones entre Turquía e Israel, le damos mucha importancia a la restauración de esos lazos para promover la paz y la seguridad en la región”, asegura la nota de Washington. Obama estabiliza así una relación clave en Oriente Medio, estratégica en clave geopolítica, en un momento en que, además, la influencia de Ankara sobre Hamás, que controla la franja de Gaza, es creciente.

Netanyahu, precisamente, ha recordado a Erdogan que el bloqueo de Gaza se está aliviando parcialmente tras la tregua con Hamás, alcanzada en noviembre y que ha permitido ampliar el radio de movimiento en las aguas de la franja a seis millas, aún lejos de las 20 de hace apenas 5 años.