Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Once terroristas y un soldado maliense mueren durante un ataque en Tombuctú

Una patrulla gala mató a otros diez yihadistas que estaban preparados para infiltrarse en el aeropuerto

Soldados franceses en el macizo de los Iforas el 16 de marzo.
Soldados franceses en el macizo de los Iforas el 16 de marzo. AFP

Un terrorista que conducía un coche bomba ha llevado a cabo un atentado suicida la noche del martes en Tombuctú que ha provocado su propia muerte y la de un soldado maliense, así como heridas a otros dos. Tras la fuerte explosión, soldados franceses abrieron fuego contra un vehículo del Ejército maliense por error e hirieron a otros tres militares. Posteriormente, una patrulla gala mató a otros diez yihadistas que estaban preparados para infiltrarse en el aeropuerto, según fuentes del Estado Mayor francés. Este ataque vuelve a poner de manifiesto la gran inseguridad que reina aún en el norte del país pese a la recuperación de las principales ciudades.

El ataque se produjo un poco después de las 22.00 horas del miércoles. Un coche lleno de explosivos y con los faros apagados se aproximó hasta el puesto de control maliense a la entrada del aeropuerto de Tombuctú. En ese momento, el terrorista suicida que iba al volante hizo detonar el vehículo, lo que provocó una enorme explosión y la muerte a sí mismo y a uno de los tres soldados que estaban en el citado puesto de control. Los otros dos militares resultaron heridos. Instantes después de la explosión, los soldados franceses abrieron fuego contra un segundo vehículo pensando que podría tratarse de otro coche bomba. Sin embargo, sus tres ocupantes, que resultaron heridos, eran, en realidad, soldados malienses.

Durante toda la noche, una patrulla militar francesa y soldados malienses se encargaron de llevar a cabo una operación de rastreo en los alrededores del aeropuerto y, según ha declarado el coronel Thierry Burkhard, portavoz del Estado Mayor francés, “una decena de terroristas han sido neutralizados en este ataque” y otros cuatro soldados malienses resultaron heridos. Según la misma fuente una treintena de yihadistas pretendía infiltrarse en el aeropuerto, donde se encuentra estacionado el grueso de las tropas francesas en Tombuctú.

Los enfrentamientos en los alrededores de Tombuctú se han prolongado hasta bien entrada la mañana del jueves y aún se desconoce el balance final de víctimas. Si bien las principales ciudades del norte de Malí han sido recuperadas por el Ejército francés hace ya un mes, lo cierto es que se siguen produciendo ataques y atentados protagonizados por miembros de Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) y el Movimiento por la Unicidad del Yihad en África del Oeste (Muyao) que se han camuflado entre la población o en los pequeños pueblos de los alrededores de Gao, Kidal y Tombuctú.

Pese a todo, este miércoles, el presidente francés François Hollande ha asegurado que Malí recuperará su soberanía sobre “la casi totalidad” del territorio nacional “en algunos días” y ha vuelto a asegurar que la guerra de Malí se encuentra “en su última fase”. Los combates se ciñen en este momento al Adrar de las Ifoghas, el macizo montañoso en pleno desierto del Sahara, cerca de la frontera con Argelia, donde los terroristas han encontrado su último refugio, aunque, como se ha podido comprobar en las últimas horas, se siguen produciendo enfrentamientos esporádicos y ataques en las tres principales ciudades del norte.