Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siria e Irán condenan el plan de ayuda de EE UU a los rebeldes sirios

El ministro de Exteriores del régimen de El Asad acusa a Washington de emplear un doble rasero y de "castigar a los sirios"

Siria e Irán han condenado hoy la decisión tomada por Estados Unidos de dar ayuda no militar a los rebeldes que combaten al régimen del presidente sirio, Bachar el Asad, y acusan a Washington de utilizar un doble rasero.

"No entiendo cómo Estados Unidos puede prestar ayuda a grupos que matan a los sirios", ha dicho el ministro de Exteriores sirio, Walid al Mualem, en una rueda de prensa en Teherán con su homólogo iraní, Alí Akbar Salehi. "Esto no es más que una política de doble rasero... Quien busca una solución política no castiga a los sirios", ha añadido.

Estados Unidos anunció el jueves que, por primera vez, iba a prestar ayuda no militar a los rebeldes sirios, describiendo esta asistencia como un modo de reforzar el apoyo popular a los rebeldes. La ayuda incluirá medicinas, comida para los combatientes y 60 millones de dólares para ayudar a la oposición civil a proveer los servicios básicos de seguridad, educación y sanidad.

El ministro iraní Salehi ha dicho que la decisión de EE UU prolongará el conflicto sirio, un levantamiento que ha derivado en guerra civil y que ya ha causado la muerte de 70.000 personas. "Si de verdad les preocupa la situación en Siria, deberían forzar a la oposición a sentarse en la mesa de negociaciones con el Gobierno sirio y poner fin a este baño de sangre", ha dicho, y se ha preguntado: "¿Por qué alienta [EE UU] a la oposición a continuar con estos actos de violencia?".

Irán y Rusia apoyan a El Asad, mientras que Estados Unidos y sus aliados respaldan a la oposición.