Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reuters acusa al Ejército israelí de atacar a dos de sus periodistas en Hebrón

Soldados del Ejército israelí atacaron a dos cámaras que cubrían los choques en Hebrón

Los militares golpearon a los reporteros y les hicieron desnudarse en plena calle

Soldados israelíes, durante los choque en Hebrón, el jueves.
Soldados israelíes, durante los choque en Hebrón, el jueves. REUTERS

La creciente violencia desatada en la ciudad palestina de Hebrón se ha cobrado dos víctimas ajenas a las partes en conflicto. Soldados del Ejército israelí atacaron a dos cámaras de la agencia Reuters que cubrían los choques entre manifestantes palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes la noche del pasado miércoles, según la organización británica.

Los soldados golpearon a los reporteros, les hicieron desnudarse en plena calle y lanzaron gases lacrimógenos directamente contra ellos. Uno de los camarógrafos tuvo que ser hospitalizado, según informa Reuters. Un portavoz del Ejército indica que han abierto una investigación con la intención de aclarar lo sucedido, sin ofrecer mayores explicaciones.

El viernes, la tensión volvió a desbordarse en Hebrón donde los manifestantes palestinos se enfrentaron al Ejército. En esta ciudad palestina, unos 600 colonos viven incrustados en el casco antiguo de la ciudad y protegidos por más de un millar de uniformados del Ejército y la policía. A pesar de que los enfrentamientos son frecuentes en Hebrón, los choques de los últimos días han sido especialmente violentos y multitudinarios. La prensa israelí lleva días especulando sobre el posible estallido de la tercera Intifada en Cisjordania.

A última hora de la tarde del miércoles, Mohamed al Salameh, un joven palestino de 17 años murió en Hebrón después de que una policía de fronteras abriera fuego contra él. La policía indicó más tarde que la uniformada se sintió amenazada al levantar el joven una pistola de juguete. La muerte de Al Salameh reencendió las calles de Hebrón.

Los periodistas atacados se dirigían precisamente a cubrir esas protestas. Los hechos, siempre según la versión de Reuters, fueron los siguientes: los reporteros llegaron a uno de los controles militares de Hebrón, donde los soldados les detuvieron, a pesar de que aseguran que su vehículo estaba marcado con pegatinas de las que identifican a los periodistas en la zona. Yousri Al Jamal y Ma´amoun Wazwaz, las víctimas, explican en la información publicada por su agencia de noticias, que los soldados les hicieron bajar del coche y les golpearon con la culata de sus fusiles. Aseguran los reporteros gráficos que los militares les acusaron de pertenecer a B´Tselem, una organización de derechos humanos israelí, que reparte cámaras de vídeo entre la población palestina para que documenten los abusos del Ejército.

Luego explican los cámaras, que les hicieron desnudarse, y ya en calzoncillos les obligaron a arrodillarse en el suelo con las manos en la cabeza. Después dispararon botes de humo contra ellos y cuando trataron de huir volvieron a dispararles. Wazwaz perdió el conocimiento por inhalación de los gases lacrimógenos y tuvo que ser ingresado en el hospital.

Las protestas del viernes se extendieron por toda Cisjordania, coincidiendo con el segundo día de celebraciones del 25 aniversario de Hamás. Ayer en Nablus y hoy en Hebrón y Ramala, seguidores del movimiento islamista han protagonizado multitudinarias e inusuales marchas de apoyo a Hamás. Hacía años que la marea verde islamista no tomaba las calles de Cisjordania, debido al enfrentamiento que mantienen Hamás y Fatah las formaciones palestinas rivales que gobiernan en Gaza y en Cisjordania respectivamente. Las marchas de esta semana en Cisjordania constituyen un síntoma, según los analistas, del supuesto acercamiento entre las facciones palestinas, que podría desembocar en la anunciada unidad nacional. Se producen además en un momento de en el que la popularidad de Hamás se ha disparado tras la operación Pilar Defensivo en Gaza.