Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Ortega celebra la “gran victoria”

El fallo genera un gran reto, que apenas cuenta con presencia gubernamental en el Caribe

El triunfalismo imperaba este lunes en el Gobierno de Nicaragua tras conocerse el fallo del TIJ, que extendió la soberanía nicaragüense en el Mar Caribe, en detrimento de Colombia, en el diferendo que ambos países mantenían desde 2001.

Ministros del Gabinete del presidente Daniel Ortega anunciaron planes para comenzar a explotar la nueva plataforma marítima, supuestamente rica en reservas petrolíferas. “Hoy es un día especial, histórico, el inicio de una nueva historia de recuperación de soberanía de parte de nuestro pueblo”, dijo Rosario Murillo, primera dama y jefa de hecho del Gabinete de Ortega, quien convocó a los nicaragüenses para celebrar el fallo en la Plaza de la Revolución, en Managua, donde el presidente brindó un mensaje.

La TIJ confirmó la soberanía de Colombia sobre siete islas del archipiélago San Andrés, en el Mar Caribe, que Nicaragua reclamaba como propias, pero entregó al país centroamericano la soberanía de 200 millas de zona económica exclusiva que hasta ahora pertenecían a Colombia. Bogotá esperaba que se mantuviera la frontera marítima establecida en el meridiano 82, el límite impuesto en el tratado Bárcenas-Meneses-Esguerra, firmado en 1928.

“Estamos celebrando este gran triunfo. Es una victoria”, dijo Carlos Argüello, representante de Nicaragua ante el TIJ, tras la lectura del fallo. “Hay un potencial de riqueza y un futuro de explotación de pesca y otros recursos. Básicamente estábamos discutiendo los espacios marítimos, la zona económica exclusiva, los territorios donde puede haber petróleo y otros recursos. Este era el mejor resultado posible, así es que estamos felices”, agregó el diplomático. “Nicaragua está satisfecha porque ha salido de la jaula del meridiano 82”, dijo por su parte Samuel Santos, ministro de Relaciones Exteriores nicaragüense.

Nicaragua hacía cuentas ayer de los beneficios que podrá obtener al explotar las nuevas zonas marítimas. Roberto Araquistaín, viceministro del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA), dijo que el Gobierno espera aumentar en 70 toneladas la pesca en el Caribe, mientras otros expertos hablaban de aumentar hasta en seis millones de libras las capturas de langosta, un importante producto de exportación en Nicaragua.

El fallo, sin embargo, genera un gran reto para este país, que apenas cuenta con presencia gubernamental en las vastas zonas del Caribe, amenazadas constantemente por el crimen organizado y el narcotráfico, y que no cuenta con recursos suficientes para vigilar sus costas.

La decisión del Tribunal de La Haya favorece principalmente Daniel Ortega, dado el nacionalismo que tradicionalmente despierta entre los nicaragüenses la controversia limítrofe con Colombia. El fallo se produce en momentos en los que el presidente enfrenta la violencia desatada por las denuncias de fraude en las elecciones municipales del pasado cuatro de noviembre.

Para los analistas, la sentencia aparta la atención del deterioro institucional en este país. “Nicaragua logra justicia y equidad en una Corte Internacional, ¿cuándo lograremos los ciudadanos algo semejante en nuestra partidizada Corte Suprema de Justicia?”, escribió el periodista Carlos Fernando Chamorro.