Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Romney sigue fiel a Mourdock

Permanencias y deserciones en el Partido Republicano en torno a los comentarios sobre que los embarazos fruto de una violación son deseo de Dios

El aspirante al Senado por Indiana, Richard Mourdock.
El aspirante al Senado por Indiana, Richard Mourdock. AP

En las filas republicanas sigue abierta la polémica por las palabras del aspirante al Senado por Indiana, Richard Mourdock, y sus consiguientes respaldos o deserciones. Anoche, el senador John McCain, pretendiente republicano a la Casa Blanca en 2008, aseguró que no seguiría dando su apoyo a Mourdock a menos que este se disculpara por sus recientes comentarios sobre que los embarazos fruto de las violaciones son “un deseo de Dios”. El pasado martes por la noche, en un debate con el aspirante demócrata, Joe Donnelly, y el libertario Andrew Horning, Mourdock contestó sobre su posición respecto al aborto en caso de violación o incesto que “incluso cuando una vida empieza debido a una horrible situación como es una violación, es porque Dios quiere que así sea”.

Esta mañana, el portavoz de McCain ha tenido la misión de desdecir lo afirmado anoche por el veterano político y ha emitido un comunicado en el que anuncia que el senador respalda a Mourdock. “El senador McCain estaba ayer viajando por Florida y no tuvo la oportunidad de ver en su totalidad la rueda de prensa de Mourdock antes de ser entrevistado por CNN”, dice el comunicado. “McCain está contento de que Mourdock haya pedido perdón a la gente de Indiana y clarificado sus anteriores comentarios”.

Lo que hizo Mourdock el miércoles fue disculparse por si sus palabras habían sido mal interpretadas y alguien podía pensar que había equiparado a Dios con un violador. Nada más. Esa fue toda su disculpa. Romney repudió el comentario sobre los embarazos pero no ha retirado su apoyo al aspirante afín al Tea Party. En Indiana se disputa una de las contiendas más ajustadas del país para lograr un escaño al Senado –que renueva un tercio de sus asientos cada dos años y que ahora está en manos de los demócratas-.

Las razones por las que Romney se ha distanciado pero no ha roto con Mourdock son varias pero la fundamental es que a estas alturas de la carrera, abandonar a Mourdock sería perder la posibilidad de ganar el escaño por Indiana, que llevaba en poder de Richard Lugar desde el año 1977 –no en vano Lugar es el senador senior de la Cámara Alta- y quien perdió la nominación en las primarias debido al asalto del Tea Party. Romney pidió que dejara la carrera Todd Akin, quien en agosto abrió un debate falso en torno a violaciones legítimas y no legítimas y aseguraba que cuando se trata de una violación de verdad, el cuerpo de la mujer la rechaza y previene el embarazo. Pero eso era agosto. Ahora quedan 12 días para las elecciones.

La lista de republicanos de alto nivel que se alejan de Mourdock de momento no alcanza al jefe y ya no cuenta con McCain. Scott Brown –Massachusetts-; Dean Heller –Nevada- y Kelly Ayotte –New Hampshire- han anunciado que ponen distancia con el aspirante de Indiana. Mike Pence, que aspira a la casa del Gobernador también en Indiana, tampoco se hará más fotos con Mourdock.

"¿Por qué no se une Romney a líderes republicanos y corta sus lazos con Mourdock?", se pregunta hoy la campaña de Obama en un correo electrónico mandado a sus seguidores. "Importantes líderes republicanos de todo el país están cortando sus lazos con Richard Mourdock", se lee. "Pero no Mitt Romnney", prosigue. El equipo del aspirante demócrata ha visto una oportunidda de oro para socavar la credibilidad del aspirante a la Casa Blanca. "A lo largo de esta campaña, Mitt Romney se ha negado a hacer frente a las voces más estridentes de su partido mientras prometía socavar la seguridad de la salud de las mujeres. Entonces, ¿cómo puede confiar el pueblo estadounidense que hará algo diferente como presidente?", finaliza el comunicado.