Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El secretario de Defensa de EE UU avisa del riesgo de un ataque cibernético

Leon Panetta asegura que existe una amenaza real de que Estados Unidos sufra un ataque cibernético por el aumento de la vulnerabilidad de sus infraestructuras

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta.
El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta. AP

El secretario de Defensa Leon Panetta, asegura que existe una amenaza real de que Estados Unidos sufra un ataque cibernético por el aumento de la vulnerabilidad de sus infraestructuras. Panetta identificó como posibles blancos la red eléctrica, los suministros de agua potable en las grandes ciudades o la red ferroviaria y aseguró que este tipo de asaltos han dejado de ser “una teoría”.

“Sabemos que agentes cibernéticos extranjeros están poniendo a prueba redes de infraestructuras esenciales en EE UU. Sabemos de casos específicos en los que los intrusos han conseguido acceder a los sistemas de control”, afirmó durante su comparecencia este jueves en el Museo del Espacio en Nueva York.

El secretario de Defensa ya había advertido a las autoridades norteamericanas durante una audiencia en la Cámara de Representantes de que “el próximo Pearl Harbor” podría ser un ataque cibernético a las infraestructuras estadounidenses y que sería considerado como “un acto de guerra” al que EE UU respondería.

“Un país agresor o un grupo extremista podría lograr acceso a conmutadores críticos, hacer descarrilar trenes de pasajeros, o trenes cargados con elementos químicos letales”, dijo Panetta. “Podrían contaminar las reservas de agua de las grandes ciudades o apagar la red eléctrica en varias partes del país”.

Según el secretario, la gravedad de estos asaltos radica en su combinación con un ataque “físico” que degradaría el sistema militar y las redes de comunicaciones principales. Panetta lo describió como un “Pearl Harbor cibernético” que “causaría destrucción material y pérdida de vidas humanas, paralizaría y conmocionaría a la nación y crearía una nueva sensación de vulnerabilidad”.

Panetta declaró que la información sobre algunos de los ataques sufridos recientemente por instituciones financieras del país -de denegación de servicio, conocidos como DDoS- carecen de precedentes tanto en su velocidad de desarrollo como en su escala. El secretario también reconoció que hace dos meses un sofisticado virus llamado “shamoon” infectó los ordenadores de una compañía petrolífera saudí, ARAMCO. El código malicioso implementado por el virus logró reescribir miles de datos de las máquinas, obligando a reemplazar más de 30.000 computadoras que quedaron “inutilizables”. “Es el ataque más destructivo que haya sufrido el sector privado hasta la fecha”, declaró el secretario.

Según afirma el diario The Washington Post, las palabras de Panetta constituyen el primer reconocimiento por parte de cualquier miembro del Gobierno con respecto a la existencia de un ataque de tal escala en Oriente Medio. Aunque a pesar de reconocer su existencia, Panetta no atribuyó el asalto a ningún grupo ni entidad internacional. En una entrevista posterior con la revista TIME, el secretario dijo que el motivo de sus afirmaciones es que “no nos quedemos sentados a esperar que llegue una maldita crisis. En este país tendemos a hacer eso y es motivo de preocupación”. Panetta añadió además que el tipo de habilidades desarrolladas por algunos países “prácticamente pueden paralizar a toda una nación”.

El secretario aseguró que su experiencia al frente de la CIA -cargo que ocupó antes de ser nombrado secretario de Defensa por el presidente Obama- le permitió comprender que la amenaza de ataques efectuados a través de estructuras informáticas son tan reales como otros más conocidos, “desde el terrorismo a la proliferación de armas nucleares y la inestabilidad en Oriente Medio”.

El pasado mes de agosto, el Departamento de Defensa planteó un nuevo conjunto de reglas que determinen el tipo de respuesta que merecen estos ataques y a qué agencia gubernamental correspondería desarrollarlos, especialmente en el ámbito cibernético. Panetta declaró también esta semana que Defensa está llevando a cabo un proyecto para determinar el tipo de amenazas a las que se enfrenta EE UU y cómo responder ante ellas: “Las nuevas normas dejarán claro que el Departamento tiene la responsabilidad no sólo de defender sus propias redes, sino también la de estar preparado para defender el país y nuestros intereses nacionales de un ataque que se produzca en el ciberespacio o a través de él”.