Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia alemana cierra el caso del Doctor Muerte, el nazi más buscado

Un tribunal de Baden Baden admitirá la muerte de Aribert Heim, buscado desde hace 50 años

Aribert Heim, conocido como Doctor Muerte, encabeza la lista de criminales nazis más buscados por la organización Wiesenthal.
Aribert Heim, conocido como Doctor Muerte, encabeza la lista de criminales nazis más buscados por la organización Wiesenthal.

Un juzgado de Baden Baden (Alemania) anunciará hoy el cierre definitivo del caso de Aribert Heim, El Doctor Muerte, uno de los criminales nazis más buscados, según han señalado a EL PAÍS fuentes cercanas a la investigación. El juez ha comunicado al abogado de Heim su decisión de cerrar el caso pese a que el cadáver del nazi más buscado continua sin aparecer. La justicia alemana investiga desde hace décadas el paradero del denominado Carnicero de Mauthausen cuya primera acusación la formalizó un tribunal de Berlín facultado para expropiar a viejos nazis y creado por los Aliados al terminar la Segunda Guerra Mundial: entonces le multaron con 510.000 marcos alemanes y le acusaron de haber asesinado a 300 judíos presos durante su paso por el campo de exterminio.

Pero Heim había huido y no se supo nada de su paradero hasta hace varios años cuando su hijo Rudiger reveló al juez Neerforth de Baden Baden que su padre había muerto junto a él a los 78 años en un hotel de El Cairo (Egipto) en 1992, país en el que había vivido escondido. Según su hijo, Heim falleció víctima de un cáncer de colon en la habitación de su hotel, en el número 414 de la calle Port Said. Declaró que a petición de su padre entregó su cuerpo a un hospital para donarlo a la ciencia, pero que años más tarde al regresar a El Cairo comprobó que ese deseo no había sido cumplido. Siempre según su versión, no sabe en que cementerio de anónimos fue enterrado.

El cierre del caso Heim tiene lugar después de que el abogado del criminal nazi aportara esta primavera al juzgado de Baden Baden documentos que acreditan que Aribert Heim cambió su identidad cuando se refugió en El Cairo, se convirtió al islam y se hizo llamar Tarek Farid Hussein.

La documentación incluye un carnet de conducir con su fotografía y su nueva identidad y un certificado de defunción de Tarek Farid Hussein de los autoridades egipcias, entre otros documentos. La justicia alemana solicitó hace tres años una comisión rogatoria a las autoridades egipcias para comprobar el presunto fallecimiento del criminal nazi y todavía no ha recibido respuesta.