Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

American Airlines y United irán a juicio por negligencia en los atentados del 11-S

WTC reclama una indemnización de 8.400 millones de dólares

Un juez de Nueva York ha aceptado la denuncia impuesta por la compañía World Trade Center (WTC) contra dos líneas aéreas norteamericanas por los atentados del 11 de Septiembre de 2001 que costaron la vida a más de 3.000 personas. En 2008, la empresa dueña de los terrenos donde se erigieron las torres gemelas reclama responsabilidades a las aerolíneas y exige una indemnización de 4.000 millones de dólares (unos 3.174 millones de euros).

La denuncia interpuesta contra American Airlines y United Continental Holdings asegura que de no haber sido por la negligencia de las líneas aéreas “los terroristas no hubieran embarcado en los aviones ni secuestrado las naves para estrellarlas contra las torres” el 11-S. Aquel día, el vuelo 11 de American Airlines se estrelló contra la Torre Norte del WTC y, minutos después, el vuelo 175 de United Airlines impactó contra la Torre Sur.

Los dos rascacielos del distrito financiero de Manhattan eran propiedad de WTC desde dos meses antes de los ataques, cuando la compañía firmó un contrato de explotación de una duración de 99 años con la Autoridad Portuaria de Nueva York y New Jersey Inc., con un coste de 2.800 millones de dólares.

La empresa WTC exigió a las aerolíneas en su demanda original una indemnización por daños que ascendía a 8.400 millones de dólares. La cifra coincide con la estimación del coste que hubiera supuesto reemplazar a las torres gemelas e incluye también una compensación por la supuesta negligencia cometida por las aerolíneas. Las dos partes implicadas en el caso llegaron a un acuerdo previo por la mitad de la cantidad, sin embargo, el juez Alvin Hellerstein ha vuelto a reducir esa cifra a los 2.800 millones de dólares que pagó la compañía por el alquiler de la propiedad donde estaban edificadas las torres.

Según informa la agencia Reuters, las compañías aéreas alegan en su defensa que no cometieron ninguna negligencia y que las aseguradoras ya compensaron a WTC por los daños sufridos en sus propiedades con un pago que supera los 4.000 millones de dólares. Sin embargo, el juez Hellerstein alega en su decisión que no puede determinar si la cantidad que recibieron los dueños de las torres es equiparable con una indemnización por daños que puede ser responsabilidad de las aerolíneas. “En este sentido, y antes de celebrar un juicio, me siento incapaz de formulara dichas conclusiones”, afirma Hellerstein en el dictamen.

Las dos partes implicadas en el caso solicitaron también al juez de distrito de Nueva York que dictara su sentencia previa celebración del juicio, una opción que también ha sido desestimada. El juez ha decidido por tanto que WTC y las dos líneas aéreas resuelvan el caso por la vía judicial por lo que un juzgado federal decidirá ahora si admite el caso a trámite y celebra el juicio o desestima la demanda.