Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Pentágono no presentará cargos contra los ‘marines’ que orinaron sobre afganos

El Ejército norteamericano también sancionará a seis soldados por la quema de Coranes

Imagen del vídeo en el que cuatro 'marines' orinan sobre tres cadáveres en Afganistán.
Imagen del vídeo en el que cuatro 'marines' orinan sobre tres cadáveres en Afganistán.

El incidente en el que cuatro soldados del Marine Corps norteamericano orinaron sobre los cadáveres de tres insurgentes afganos se ha saldado con sanciones administrativas, y sin que se presenten cargos al respecto, según ha anunciado el Pentágono en un comunicado. Además, el Ejército de Tierra norteamericano ha anunciado sanciones contra seis uniformados que quemaron un centenar de Coranes en la base afgana de Bagram. En ese caso, los fiscales del Pentágono tampoco presentarán cargos.

Un vídeo que mostraba a cuatro soldados de EE UU orinando sobre tres cadáveres afganos apareció en la red de YouTube en enero de este año. Correspondía a una operación contra la Guerrilla Talibán efectuada en la provincia de Helmand el 27 de julio de 2011. Tres soldados se han declarado culpables y han sido sancionados. Son, los tres, suboficiales del Tercer Batallón del Segundo Regimiento del Marine Corps.

Uno de ellos se ha incriminado por “posar para una imagen no oficial con víctimas humanas” y por orinar sobre un soldado talibán muerto, según un comunicado del Pentágono. Otro, por “grabar indebidamente con un dispositivo de vídeo” en un incidente “perjudicial para el buen orden y la disciplina”. El tercero se ha declarado culpable por saber del incidente, no delatar a sus compañeros y efectuar falso testimonio en una investigación oficial.

En la grabación del vídeo hubo implicados, al menos, cinco soldados: los cuatro que orinaron y el que grabó el acto. El vídeo fue publicado en YouTube por un usuario anónimo. En él, cuatro soldados, armados, les decían a los muertos: “Se están divirtiendo”; “que tengas un buen día, amigo”, y “dorada, esta ducha”. El que grababa era un quinto soldado del Marine Corps.

El Pentágono ha anunciado que habrá sanciones adicionales contra los otros soldados implicados. En su comunicado, el Departamento de Defensa norteamericano ha detallado las sanciones a las que se enfrentan: “El castigo extrajudicial puede incluir la degradación de rango, la restricción a una base militar, labores adicionales, exención de paga, una reprimenda formal o una combinación de esas medidas. Pasa a formar parte permanente de la hoja de servicio del Marine Corps con el potencial de tener efectos negativos sobre la posibilidad de realistamiento o de promoción”.

La quema de Coranes en la base de Bagram, un acto que constituye sacrilegio para los musulmanes, provocó una oleada de protestas en Afganistán y diversos ataques contra soldados norteamericanos. Según la investigación oficial del Pentágono, los soldados requisaron y quemaron los Coranes de un centro de detención, en febrero, porque pensaban que los insurgentes los empleaban para transmitirse mensajes.